Si te he visto ni me acuerdo

«Es la hora de quitarse la venda y descubrir palmo a palmo por los municipios la verdadera Gran Canaria Isla Europea del Deporte»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Un artículo de mi compañero Juan Pérez en la sección de Telde, en la edición del pasado lunes, bajo el título «Los clubes claman: Los campos de fútbol de la ciudad dan vergüenza», me ha dado pie a escribir estas líneas. Llegan elecciones y se nota. Ha llegado una época en la que si te he visto ni me acuerdo, pero da pie a efectuar una reflexión clara de cuál es la situación del deporte en la isla de Gran Canaria en la actualidad. Quiero recordar que Telde fue Ciudad Europea del Deporte, jajaja. ¿Eso para qué sirvió? Para nada. Y ahora llevamos unos años luciendo el eslogan de Gran Canaria Isla Europea del Deporte, un programa con una filosofía inicial que ya hoy en día nadie sabe para qué sirve ni cómo funciona, al margen de recibir la preceptiva subvención. Si se adentran en los municipios de la isla y comprueban palmo a palmo todas y cada una de las instalaciones deportivas se echarían las manos a la cabeza. El deporte no se lo toman en serio. Es un cajón de sastre, o más bien un cajón desastre, en el que no invierten.

La situación de las instalaciones deportivas en Telde es criticada por la oposición, donde se encuentra el PSOE, partido que gestiona el deporte en la isla. Algo contradictorio, pero real. Esta misma situación sucede en otros lugares de Gran Canaria, porque si nos damos un paseo por algunos lugares podemos ver imágenes tercermundistas.

Pero vamos al meollo de la cuestión. ¿Es mejor hacerse una foto junto a un club que logra un trofeo o destinar un alto porcentaje de un presupuesto a que los grancanarios y grancanarias tengan a su disposición las mejores instalaciones deportivas posibles? ¿Es mejor subvencionar a una empresa privada para que organice un evento o destinar dinero al fomento del deporte base? Y así una larga lista.

La política deportiva actual en la isla beneficia a unos pocos, pero lo mejor es que la afición a la foto también ha llegado al Patronato de Turismo, como se pudo comprobar en Madrid en la nueva edición de Fitur. Por un lado está Gran Canaria Isla Europea del Deporte, bajo el paraguas del Instituto Insular, y por otro la consejería de Turismo luciendo en la capital de España, con algunos promotores deportivos, la imagen de la isla como destino turístico deportivo. Como si fueran dos entes diferentes, aunque al final si tiran del hilo subvencionan a los mismos.

Pero aquí cada uno a lo suyo. 2023 está a la vuelta de la esquina y no me canso de repetir que el deporte merece un sitio relevante con políticas adecuadas.