Borrar
Tres apuntes para empezar la semana

Tres apuntes para empezar la semana

Del director ·

Si Polonia no hubiese empatado, Morata sería un héroe

Lunes, 21 de junio 2021, 06:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

De los indultos a las mascarillas. El presidente Sánchez está en campaña. No le queda otra, pues la derrota del PSOE en las elecciones madrileñas ha sido interpretada en gran medida como una debacle suya. Es lo que tiene cuando a la condición de presidente del Gobierno se suma la de líder del partido. Tras ese fiasco en las urnas y obligado como está a conceder los indultos para mantener la mayoría parlamentaria, Sánchez juega ahora a ser el hombre de las buenas noticias. Por eso hizo suyo el anuncio del fin de la exigencia de mascarillas en lugares públicos, desplazando de esos menesteres a la ministra Carolina Darias. Todo indica que lo vamos a ver en todo lo que insufle optimismo y desaparecido en todo lo que conlleve reconocer que algo no se ha hecho bien. Los laureles para él y las espinas para los ministros.

Ayuso y Casado. Investida ya presidenta de Madrid y con un mandato de dos años, Isabel Díaz Ayuso va camino de convertirse en un quebradero de cabeza para Pablo Casado. Sus declaraciones sobre el rey y los indultos ya colocaron al presidente del PP en un brete y sus medidas anunciadas en el debate de investidura suponen otro compromiso para los populares. Porque a ver cómo explica el PP que en Madrid se ofrecen rebajas fiscales y cheques bebé y en otras autonomías gobernadas por el mismo partido no hay las mismas políticas. Ni de lejos.

El fútbol, siempre el fútbol. Dicen que España es un país de seleccionadores, que todos creemos saber tanto o más que el elegido para confeccionar al equipo nacional. Seguramente no es algo exclusivo de España pero somos felices pensando que es así. En Francia, por ejemplo, ahora el debate está en torno al supuesto error de haber recuperado a Benzema para la selección tras haber sido excluido porque decisión del seleccionador. En Alemania hasta el sábado por la mañana todos cargaban contra Low y sus jugadores, mientras que después de endosarle cuatro goles a Portugal ya se ven campeones. Y los lusos, pues lo mismo pero a la inversa. Aquí llevamos más de una semana entretenidos con el debate en torno a Morata, que a fin de cuentas fue el que marcó el gol de España. Si Polonia no hubiese empatado, Morata sería un héroe. Así se escribe esta historia de pasión irracional que es la locura del fútbol. No viene mal recordar cómo empezó España en el Mundial de Sudáfrica, o lo que se decía de Fernando Torres hasta que el marcó el gol ante Alemania en la final de la Eurocopa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios