Tres apuntes para cerrar la semana

A veces lo importante no es tener muchos diputados sino hacerse valer

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

Tormenta pandémica. Las cifras de casos de covid, los números de hospitalizados y, por supuesto, de fallecidos son muy preocupantes en Canarias. Y sobre todo en Gran Canaria. También en toda España pero eso no es mucho consuelo. Ayer la ministra Carolina Darias volvió a recomendar el uso de la mascarilla, cuyo empleo obligatorio en determinadas circunstancias quizás se levantó con demasiadas alegrías. Estamos, de hecho, ante un tormenta perfecta: suben los casos, parte del personal sanitario tiene planificadas vacaciones, con lo que la atención se verá mermada, y llega un verano donde se esperan cifras de récord de visitantes y de movimiento de turismo nacional, con millones de personas deseando reencontrarse con la 'normalidad' después de dos años de vida 'congelada'. En ese escenario, no parece que los gobernantes estén por la labor de ser los primeros que pidan otra vez restricciones: nadie quiere matar la gallina de los huevos de oro del turismo... pero hay otra gallina que ya sabemos cómo evoluciona: la de la salud. El debate está servido. Y más aún si tenemos en cuenta que si los casos positivos nos parecen abultados, no olvidemos que ahora la estadística solo cuenta a los mayores de 60 años. ¿Por qué? Pues seguramente porque se intentó dar un mensaje de fin de la pandemia a pesar de que era -y es evidente- que no es así.

Carnavales en verano. En ese contexto de repunte de casos de covid, hoy está programada la cabalgata carnavalera de la capital grancanaria. El desfile de ayer tuvo menos público del que seguramente pensaban los organizadores y veremos qué sucede hoy. ¿Valió la pena el cambio de fechas o el empeñarse en celebrar la cabalgata aunque fuera muy lejos del calendario habitual? La respuesta en términos populares la veremos esta tarde. Lo evidente es que ambiente carnavalero no se ve demasiado pero también es innegable que hay ganas de fiesta. ¿Cómo acompasar ese deseo con la prudencia sanitaria? Creo que los profesionales de la medicina lo tienen claro, pero esta vez tampoco se les ha tenido muy en cuenta.

El escaño de NC. Pedro Quevedo ha dicho adiós al escaño en el Congreso, cumpliendo así lo pactado en su día con CC. Veremos cómo lo rentabiliza María Fernández, de CC, pero en cuanto a Quevedo es incuestionable que su balance hasta la fecha es muy positivo. A veces lo importante no es tener muchos diputados sino hacerse valer cuando un solo voto es clave. Y eso NC lo ha hecho de maravillas.