Primera plana

Telde no aprende de Alemania

10/06/2019

La gran coalición pasa factura electoral al SDP. El centroizquierda alemán está pagando muy caro su apoyo a Angela Merkel. De hecho, el SPD fue superado por Los Verdes recientemente en los comicios europeos. La socialdemocracia germana jugó a la estabilidad del Estado y, sin embargo, no le otorga réditos. Y es que lo que debe hacerse no siempre implica premio. Por ejemplo, Susana Díaz quiso evitar unos terceros comicios generales en los que intuía (y con razón) una caída mayor del PSOE para después malograr su trayectoria. En Ferraz vendió el mensaje de la abstención como mal menor para desbloquear la situación y, con el tiempo, de nada le sirvió. Ella está acabada políticamente y de un momento a otro Pedro Sánchez le dará una salida airosa o le pasará la guillotina interna. El domingo por la tarde de la anterior semana se reunía de urgencia la ejecutiva del SPD para valorar el panorama tras la dimisión de su líder, Andrea Nahles, que era precisamente una de las pocas dirigentes que respaldaba seguir de la mano con Merkel.

«No tiene lógica que Pedro Quevedo apoye a Augusto Hidalgo en el consistorio capitalino y en Telde el PSOE eche a NC yendo con CC, Ciuca y PP»

El caso de Telde es más sencillo aún. El próximo sábado se constituyen los ayuntamientos y en vez de forjar una mayoría de progreso que siempre es mejor que alentar fórmulas enrevesadas, el PSOE pacta con el PP, la marca local de CC y Ciuca. Una vía que podría extrapolarse a otros municipios como Arucas donde prima también el acuerdo entre PSOE y PP. Aunque detengámonos en Telde y Teror donde las candidatas de NC, Carmen Hernández e Isabel Guerra respectivamente, ganaron con amplitud y el PSOE, al menos en Telde, en vez de sumarse a esa vía de progreso municipalista que sería lo natural, es tentado de camuflarse con la derecha en pos de no se sabe qué. Es habitual en estos supuestos apelar a la ausencia de sintonía o a los personalismos. Dudo mucho que estas cosas, si realmente hay predisposición, no puedan resolverse con dos o tres cafés. Encima, cuando hay cargos que repartir se aligera el acercamiento entre unos y otros. Así que por estímulos que no sea. Los hay de sobra. Por lo que esos pretextos son excusas al uso para salvar una situación que la ciudadanía que votó por siglas de progreso no asimilará y es probable que tome nota para los siguientes comicios. La aparente ganancia de hoy puede ser un auténtico lastre mañana.

No tiene lógica que Pedro Quevedo apoye a Augusto Hidalgo en el consistorio capitalino y en Telde el PSOE eche a NC yendo con CC, Ciuca y PP. No hay precedentes en Canarias de semejante pacto con tantas derechas al tiempo que atente a la izquierda plural. O se apuesta entre todos por alimentar el ensanchamiento institucional de las izquierdas o, en el fondo, se está en otros menesteres de organización o de andar por casa. Si en Madrid el PSOE le hubiera hecho eso a Manuela Carmena o al revés, en Canarias se hubiera criticado sin falta y cargado de razones.