Borrar
Pablo Zurita junto a la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, en una feria en Gran Canaria Juan Carlos Alonso
Zurita y su 'Amazon' canario

Zurita y su 'Amazon' canario

Cinco meses después de su presentación oficial la web sigue registrando unos resultados simbólicos. Es lo que ocurre cuando alguien se empeña en hacer algo sin escuchar a los que saben

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 6 de abril 2023, 22:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Lo que mal empieza, mal acaba, ya lo dice el dicho. El consejero delegado de Gestión del Medio Rural (GMR), Pablo Zurita, se empecinó en noviembre del año pasado en poner en marcha la página Canaria Market, de venta de productos agroalimentarios canarios en el exterior, sin escuchar absolutamente a nadie. Ni a productores, ni a proveedores, ni a los técnicos de su Consejería ni mucho menos a Proexca, que en cuanto a promoción y salida al exterior sabe un rato largo.

Y así ha salido, con unas ventas de apenas 10.000 euros al mes y unos precios que, aunque a Zurita le guste reconocerlo, son disparatados. ¿Quién va a pagar casi 10 euros por seis botenilles de cerveza Pilsen de Tropical? más los costes de envío. Alguno habrá pero no los suficientes para hacer que la web sea rentable una vez que se acabe la subvención pública de 1,4 millones de euros concedida a este proyecto para los próximos cinco años.

En el proceso de creación de este instrumento, que quizás bien planteado podría funcionar, impuso su criterio y actuó con absoluta prepotencia, como coinciden en relatar todos los actores que entraron en contacto con él en la puesta en marcha de este proyecto. «Se cree Enrique VIII. Él es el único que tiene la verdad absoluta», recuerda hoy una empresaria canaria que prefiere mantenerse en el anonimato, consciente de que puede haber represalias.

Proexca fue otra de sus víctimas. La empresa pública del Gobierno que llevaba años trabajando en este camino se vio de repente fuera del proyecto. Zurita no les dejó poner ni un solo euro con el objetivo de garantizarse su control absoluto. Y Proexca se fue sin hacer ruido pero hoy no quiere saber absolutamente nada ni de Canarian Market, ni de Zurita, ni de GMR, al menos hasta que haya un cambio en la dirección.

Por no hablar de los trabajadores de GMR. Algunos de ellos, muy válidos según apuntan fuentes de Proexca, fueron apartados y han estado meses de baja por depresión. Hay incluso denuncias ante la Inspección de Trabajo por el maltrato dado por Zurita, que hace unas semanas tuvo que declarar por este asunto. Tampoco se libró de él la persona que trabaja en la plataforma de Madrid, que es alabada por cualquiera a que se le pregunte y que se cargó; si bien, después fue recuperada debido a la presión de las empresas y productores canarios. Hoy esa persona sigue trabajando y vendiendo productos de las islas por toda la península sin apenas medios.

Desde Asaga se llegó a pedir su destitución pero en la Consejería y en el Gobierno de Canarias -la carta llegó al propio Ángel Víctor Torres- hicieron como si oyeran llover. Hoy todas sus víctimas rezan para que las elecciones traigan un cambio que devuelva la paz, la serenidad y la cordura a GMR.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios