Borrar
C7
La vivienda en Canarias, de la dejadez al desafío actual
¿Te lo imaginas?

La vivienda en Canarias, de la dejadez al desafío actual

Miguel Ángel Rodríguez Sosa

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 19 de mayo 2024, 22:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En Canarias, como en otras partes del mundo, la situación en la que se encuentra el mercado de la vivienda, con los precios disparados, hace que las familias y, sobre todo, los jóvenes tengan graves dificultades para encontrar un hogar digno donde poder desarrollar su proyecto de vida. Sobre todo, porque los salarios en nuestra comunidad son de los más bajos de España. Resolver este urgente y prioritario problema es un desafío complejo que requiere un enfoque integral y la colaboración de las diferentes administraciones públicas, el sector privado y la sociedad civil.

Para conocer las causas y las posibles soluciones a este grave problema será necesario conocer los datos. Uno de ellos y muy llamativo, por cierto, es el del número de viviendas vacías en Canarias, unas 211.000, que supera en cinco veces el déficit actual. Si todos estos inmuebles que están desocupados salieran al mercado, se podría dar respuesta a la cada vez mayor demanda que ronda unas 40.000 personas. Durante el año 2020, Visocan lanzó un proyecto por el cual pretendía, apoyándose en los fondos del Gobierno de Canarias, adquirir 1.800 viviendas de promociones inacabadas por los bancos y los promotores privados. Solo han podido comprar alrededor de 500 viviendas. ¿Por qué hay tantísimas viviendas desocupadas? No se entiende que no se haya hecho nada eficiente para mejorar estos datos.

Por otro lado, Canarias ha estado una década sin construir viviendas públicas y atender la demanda social. El anterior Gobierno de Canarias elaboró un plan con unas 6.000 viviendas, de las cuales la mayoría están todavía en fase de construcción, adquisición o redacción de proyectos. El ratio de viviendas de protección oficial (VPO) sobre el total del parque es inferior al 2% en el archipiélago, frente al 8,5% de media europea. En algunos países de la UE alcanza el 30%. Cuesta creerlo, ¿verdad?, pero son datos contrastados. El gobierno actual, presidido por Coalición Canaria, el mismo partido político que ha gobernado Canarias durante muchos años, anuncia nuevos planes, medidas y leyes de dudosa eficacia. ¿Por qué ha sucedido esto? Alguien debería explicarlo y la ciudadanía pedir responsabilidades. Y si alguno de los responsables sigue en política debería dimitir por dignidad.

Algunas posibles soluciones pasarían porque el gobierno regional implemente un plan ambicioso de construcción de viviendas públicas y la adquisición o rehabilitación de viviendas en manos de los bancos, las abandonadas o en mal estado, pueden ser medidas efectivas y rápidas para aumentar la oferta de viviendas en alquiler a precios razonables. Otras medidas que podría ofrecer el gobierno son subvenciones o préstamos a bajo interés para que los propietarios renueven estas propiedades y las pongan en el mercado a precios asequibles, así como establecer incentivos fiscales para promotores que construyan viviendas para alquilar también a precios asequibles. Valorar la posibilidad y conveniencia de regular o limitar la especulación inmobiliaria es otra medida más que necesaria.

Una acción muy rápida para animar a los propietarios a poner en el mercado del alquiler sus viviendas vacías sería garantizarles el cobro de los alquileres, esto es fundamental, no te digo nada si la casa fuera ocupada, en ese caso habría que desalojarla inmediatamente. Si la ley y las administraciones no les protegen y les obligan a ir a juicio, esperando incluso varios años para recuperarla, a veces en condiciones lamentables, hará que muchos propietarios desistan de ponerla en alquiler o exijan condiciones muy duras para los inquilinos. Si una persona no puede pagar el alquiler, la administración debe hacerse cargo, bien pagando al propietario o buscándole una alternativa habitacional al inquilino. Hay que recordar que en Canarias la mayoría de los propietarios son personas mayores humildes que invirtieron sus ahorros en una segunda vivienda y el alquiler de esta es un complemento a sus pensiones. Muchos prefieren tenerla cerrada a pasar por ese calvario judicial y esa sensación de impunidad e impotencia.

En todos los casos es importante involucrar a la sociedad civil en la búsqueda de soluciones. El gobierno debe establecer mecanismos de diálogo social que incluyan a todas las partes implicadas, incluidas las asociaciones de vecinos y propietarios, los grupos de interés y a los expertos en la materia, para identificar y desarrollar estrategias efectivas que tengan en cuenta las características específicas de cada isla y se adapten a las necesidades y realidades locales.

Mientras no se regule, cosa muy complicada por cierto, y como en todos los mercados, la relación entre la oferta y la demanda es la que marca los precios. Si un piso es muy valioso y el propietario tiene muchas personas interesadas en alquilárselo o comprárselo, subirá el precio y solo los más pudientes podrán permitírselo. Esto ha sido así toda la vida. Vivir en primera línea de Las Canteras, por ejemplo, solo está reservado a unos pocos, nos guste o no. El aumento de la vivienda vacacional, de la que me gustaría escribir más en profundidad otro día, también está afectando al mercado del alquiler residencial en Canarias, y en casi todo el mundo, ya que reduce la disponibilidad de viviendas de alquiler y aumenta los precios en algunas zonas. Te adelanto que creo que no hay que demonizarla, sino regularla, porque para estos propietarios también es una forma de democratizar los beneficios del turismo y además, ¿no las usamos muchos de nosotros cuando viajamos?

La combinación de todas estas situaciones está provocando que muchos residentes locales se tengan que desplazar de ese barrio tan demandado en el que les gustaría vivir o seguir viviendo a otras zonas de la ciudad o de la isla menos tensionadas, es decir más asequibles. Mientras esta situación continúe, mejorar la planificación urbanística y la inversión es fundamental para que todos los barrios sean más accesibles, sostenibles, cuenten con todas las comodidades necesarias, así como que el transporte público los conecten de forma rápida y satisfactoria con los centros urbanos. Esto hará que sea muy atractivo vivir en estos lugares. Fomentar la creación de cooperativas de vivienda puede ser otra estrategia efectiva, estas organizaciones permiten a sus miembros compartir los costos de adquisición y mantenimiento de la vivienda de sus sueños.

¿Qué han hecho en otras ciudades europeas para prevenir estos problemas con la vivienda? Pues, por ejemplo, en Viena, la estrella indiscutible del mercado europeo del alquiler, llevan muchos años trabajando y en la actualidad cuentan con el mayor parque de vivienda pública de Europa. Más de la mitad de sus ciudadanos viven en casas de protección social con el precio del alquiler más asequible. Allí lo tienen claro, es una prioridad y muchos de sus recursos económicos son para la vivienda. Cuentan con un presupuesto anual de 600 millones de euros, de los cuales la mitad se destina a construir y la otra mitad a rehabilitar viviendas. Además, la vivienda social no está destinada ni mucho menos en exclusiva a hogares de bajos ingresos.

A esta realidad también llegamos tarde en Canarias, por eso no hay tiempo que perder ni margen para más errores. Nos va a llevar años solucionarlo y no será fácil, por eso un proceso participativo que cuente con todos, así como estudiar el modelo de Viena podrían ser los puntos de partida. Políticos, recuerden, para las cuestiones estructurales, solo vale la consulta vinculante a la ciudadanía. La hoja de ruta de algo tan importante la tenemos que decidir entre todos. No puede ser que cada cuatro años el partido o partidos políticos que estén en el gobierno cambien o no continúen con las medidas del gobierno anterior. En otras palabras, decidir las prioridades entre todos, democracia lo llaman. ¿Te lo imaginas?

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios