Primera plana

Más margen para Torres

28/05/2019

Las combinaciones de la gobernabilidad canaria son variadas. Y dependerá en parte de lo que suceda en Madrid con la sesión de investidura de Pedro Sánchez y la conformación de su Ejecutivo. Es difícil barruntar el desenlace pero hay dos claves que ayudan a ponernos en situación. Vayamos una por una y que incumben tanto a Ciudadanos como a Casimiro Curbelo.

La primera es que Ciudadanos podría abstenerse o incluso sumarse a NC y Podemos en el Gabinete de Ángel Víctor Torres. Con ello ganarían oxígeno político después del pobre resultado del domingo por la noche que te daría un mínimo recorrido durante la legislatura. Puedes tener algo de mando en plaza o influencia. Y, sobre todo, lo más importante, cierras la recuperación del PP en Canarias (tu competidor) que pasa precisamente por lograr que Asier Antona sea vicepresidente. Si Ciudadanos opta por CC, PP y ASG, dentro de un plazo no muy lejano acabará sufriendo el llamado abrazo del oso. Sin embargo, cobrar algo de protagonismo al dialogar con el PSOE al tiempo que descartas al PP es interesante para Vidina Espino. Es más, Ciudadanos conseguiría otro rédito: despejar el peso desproporcional de ASG sobre el sistema de partidos. Factor a tener en cuenta en la reforma electoral próxima que mandata el Estatuto de Autonomía de Canarias. Si Ciudadanos eliminó el aforamiento (esencial para entender el caso Grúas de Fernando Clavijo) ahora puede sortear que Curbelo sea un tapón institucional indefinido una legislatura tras otra donde determine todos los pactos.

La segunda atañe a ASG. A Curbelo tampoco le sale muy rentable unirse a CC, PP y Ciudadanos en un Gobierno que estará siempre a la contra de Madrid. Y la financiación puede dejar de fluir y mermar las arcas públicas en detrimento de los intereses de ASG. De la otra manera, Curbelo tendría asegurada con Torres conexión permanente con el poder central y los diferentes ministerios. Aquí gana más Curbelo a medio plazo que yendo de la mano con CC.

«El diálogo entre Torres, Román Rodríguez, Noemí Santana y Curbelo es viable. Serían diferentes sensibilidades que se agruparían en una mayoría de progreso»

El diálogo entre Torres, Román Rodríguez, Noemí Santana y Curbelo es viable. Serían diferentes sensibilidades que se agruparían en una mayoría de progreso. Pero también ese papel puede jugarlo de algún modo Ciudadanos a diferencia de ASG. De hecho, ya Albert Rivera está empezando a dejar abierta la puerta al entendimiento con el PSOE. Las llamadas líneas rojas a nivel del Estado autonómico ya no son tan rojas. Por lo que el margen de maniobra de cada una de las siglas tampoco es ilimitado. La presión sobre ASG y Ciudadanos irá en aumento. Y la decisión que tomen con la investidura o no de Torres como presidente del Gobierno pueden conllevarle beneficios o una factura cara, por acción u omisión. Respetar que Torres ha ganado, que Clavijo acarrea con la imputación de tres delitos relacionados con la corrupción en el caso Grúas y, en el supuesto de Ciudadanos, plasmar que ASG no es imprescindible son dividendos a tener muy en cuenta. Son días decisivos.