Café para todos

Manolín, castigado sin recreo

29/12/2017

El dimitido alcalde de Firgas ha cumplido el sueño de tantos estudiantes de instituto que no se prepararon bien ese fatídico examen final. La diferencia entre esos malos estudiantes y el alcalde Báez, más conocido como Manolín, es que este último ha alcanzado el olimpo entre las estrategias de los copiones, la suplantación.

Recuerdo que en mi etapa de estudiante, en más de una ocasión me plantee seriamente la utilización de ciertas ayudas de ética cuestionable, pero a última hora la presión me superaba y optaba por la opción más razonable, estudiar. Algo que en vista de los acontecimientos, ni se llegó a plantear el hijo del alcalde.

Manolín le cantó a su vástago eso de quítate tú pa´ponerme yo, y ahí que fue ese padre valiente. El final, tan patético como previsible. Si se coge antes a un mentiroso que a un cojo, a partir de ahora también podremos decir que se coge antes a un Manolín que a un tramposín.

Manolín le cantó a su vástago eso de quítate tú pa´ponerme yo, y ahí que fue ese padre valiente.

Tras saltar a la luz el escándalo, el suplantador desapareció del mapa, en otro gesto propio de un adolescente que no se atreve a dar la cara tras recoger las notas llenas de suspensos. No sería de extrañar que estuviera escondido debajo de la cama, esperando ansioso que las campanadas de su pueblo anuncien la llegada del nuevo año y su caso quede en el olvido.

Sobre los funcionarios encargados de comprobar que la persona allí presente es la que figura en la lista, mejor ni hablar. Habría que llevarlos castigados al despacho del director, pero por torpes.

Manolín terminó esta rocambolesca historia con una afirmación para el recuerdo, pues según afirma en un comunicado, se presentó al examen «sin consentimiento y bajo total desconocimiento de su hijo». Es decir, el hijo el día del examen desconocía que tenía que asistir a la prueba, y casualmente su padre, que si lo sabía, se presentó sin comunicárselo. Brillante. Los habitantes de Firgas ya tienen cachondeo para todo el 2018.

$!Manolín, castigado sin recreo