La magia de la Traíña

«Con múltiples dificultades, un grupo de entusiastas saca adelante una carrera diferente»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

En el año 2014, un grupo de entusiastas del club Veredas Atauro se lanzó al ruedo en la organización de la primera Traíña Trail, en Arguineguín. Aquel estreno marcó un antes y un después, ya que los enamorados de las carreras por montaña acudieron a la localidad moganera llenos de incógnitas, sin saber qué se iban a encontrar. El resultado fue impresionante. La prueba nocturna por senderos poco habituales estuvo caracterizada por su magia y, sobre todo, por el empeño y entrega de todo un club, junto a sus voluntarios. Luces, colorido, una señalética especial, música y un final de carrera en el Muelle de Arguineguín épico provocó que el exquisito trato recibido por el participante dejase con el paso de los años a la Traíña como una de las competiciones preferidas en el calendario anual para los corredores populares.

Año a año iban subiendo el listón, con una organización volcada, a base de un enorme esfuerzo y tesón. La playa de Las Marañuelas y el Muelle de Arguineguín eran los dos puntos neurálgicos de una prueba diferente, hecha con un cariño especial. El esfuerzo de los miembros del Veredas Atauro es digno de admirar. Sacrificando horas a su familia, compaginando su labor profesional con el desgaste que supone la organización de una competición, y siempre intentando darle una vuelta de tuerca más al evento para que el participante esté a gusto. Incluso hace unos años se atrevieron con una exhibición de escalada en el propio Muelle.

Incorporaron una modalidad maratón, con el esfuerzo logístico que ello supone, y adaptaron todas las modalidades para que nadie quedase fuera y todos pudiesen disfrutar de un evento que ya forma parte de la seña de identidad de Arguineguín. Pero llegó la pandemia y muchos sueños se fueron yendo al traste. La Traíña lleva varios años sin realizarse y este sábado vuelve al ruedo.

El club Veredas Atauro sigue encontrando múltiples obstáculos. Ya no pueden utilizar el Muelle y Costas les prohíbe realizar la mítica salida desde la playa de Las Marañuelas, en una decisión poco entendible viendo cómo en la isla se celebran eventos de todo tipo sobre la arena de distintas playas. Pero estos entusiastas, hombres y mujeres de Mogán que hacen suya una carrera especial, no se rinden.

La carrera, con 800 participantes, tendrá en la popular Plaza Negra de Arguineguín su punto neurálgico. Tres años después vuelve la Traíña, con el principal apoyo del Ayuntamiento de Mogán. El Veredas Atauro merece un reconocimiento.