Borrar
Directo Reacciones dispares de los socios del Gobierno al acuerdo firmado por Bolaños y Pons para renovar el CGPJ
Concentración de protesta contra la visita del presidente argentino, Javier Milei, a Madrid. EFE/ Fernando Alvarado
Libertad para ellos
...y los gatos tocan el piano

Libertad para ellos

Sábado, 8 de junio 2024, 23:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Supimos que el hermano de Begoña Villacís era narcotrafincante y nazi –desconozco el orden– cuando esta semana lo mataron a tiros en Madrid. Es un ejemplo del blanqueamiento que hacen los medios de comunicación y que siguen haciendo del fascismo. Decía hace unos días un artículo de El País que «los titulares engañosos de medios tradicionales son más peligrosos que las noticias claramente falsas». De eso encontramos ejemplos a patadas. La vinculación de la migración con la delincuencia, cuando en realidad la delincuencia está en el lado de explotadores, como apunta la investigación abierta al responsable de la COAG, es un clásico. Tampoco el señor Villacís era inmigrante, sino español de pulsera en muñeca, además de la esvástica, dedicado a un negocio tan lucrativo como ilegal.

Engañosos son también los titulares cuando simplemente recogen el sentir del político de turno sin ponerlo en contexto. Así hemos estado años culpabilizando a Irene Montero, y no al Congreso, de «poner violadores en la calle» cuando era manifiestamente falso. Hemos estado años viendo como al presidente escogido por las urnas, por el pueblo en el que, como reza la Constitución, reside la soberanía nacional, se le cuestionaba su legitimidad porque a la derecha y la ultraderecha nada le sirve si no gobiernan ellos.

También hemos estado años lavando la imagen del emérito, ese señor que en nombre de España se dedicó a cobrar comisiones y a ocultar el dinero de Hacienda porque querer a tu país debe ser robarle a manos llenas.

Hoy tenemos por delante una nueva jornada electoral. Parar el fascismo debería ser una tarea de todos y todas aquellas personas que creen que el mundo ya no es un señor blanco de mediana edad, católico y misógino. Una prioridad si queremos que cada quien lleve a cabo su proyecto de vida, porque todos estos y estas, desde Milei a Meloni, o los señoros de Colón, son «libertarios» para ellos, no para los demás.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios