Café para todos

La Laguna alberga el trono de hierro

20/05/2019

La Laguna es para Coalición Canaria lo que Desembarco del Rey lo era para la familia Lannister. Territorio sagrado, conquistado para los nacionalistas por Elfidio Alonso, consolidado por Ana Oramas, y asegurado por Fernando Clavijo. José Alberto Díaz, sucesor de Clavijo, al que denominaban «El breve», por la dificultad que iba a tener para ser investido alcalde tras las últimas municipales, consiguió completar la legislatura gracias a un pacto en cascada con el PSOE.

Cuatro años después, el foco político se dirige de nuevo a la ciudad de los adelantados. Es el territorio que todos quieren conquistar, sabedores del valor simbólico que tiene para CC.

El PSOE tiene opciones reales de gobernar el municipio con la alianza de un pacto de izquierdas, con Luis Yeray como cabeza de un proyecto que lo puede hacer alcalde. Todo, si la suma con Unidos Se Puede y Avante, que lidera Santiago Pérez, consigue fructificarse. Pero la historia política de La Laguna demuestra que allí todo es posible.

«Es el territorio que todos quieren conquistar, sabedores del valor simbólico que tiene para CC».

¿En caso de sumar, conseguirá la izquierda ponerse de acuerdo? ¿A quién harán alcalde, a Luis Yeray, o a Santiago Pérez? ¿Sacará Javier Abreu algún concejal?

El PP nunca ha tenido un protagonismo destacable en La Laguna, y la caída generalizada del partido que preside Casado puede convertir a los populares en un partido anecdótico en el municipio. Ciudadanos se planteará abstenerse en un posible pacto de gobernabilidad que asegure estabilidad, mientras que el PSOE no se plantea otra cosa que gobernar. Ahora bien, ¿se reeditará el pacto PSOE-CC? No es un escenario descabellado tratándose de La Laguna. En caso de que los nacionalistas saquen más concejales, solo podrán mirar a los socialistas para gobernar, y las relaciones allí no son tan malas. En cambio, Avante y Unidos Se Puede tienen líneas rojas con cualquier escenario que no sea un pacto de izquierdas.

Estamos, sin duda, ante unas elecciones que pueden ser históricas, y pueden cambiar el rumbo de un municipio históricamente nacionalista. Luis Yeray Gutiérrez, a pesar de aquella condena de juventud, puede verse con el bastón de mando, gracias al gran momento de forma del socialismo. Las miradas se dirigen a La Laguna. Una batalla digna de los mejores capítulos de Juego de Tronos. Y como en la serie, cualquier cosa puede pasar. Gane quien gane. Se acerca el invierno.