Primera plana

El bochorno de Telde

15/06/2019

No sé sabe qué ocurrirá finalmente, a la hora que escribo esta columna aún se desconoce quién regirá Telde a partir de hoy. Se atisba un acuerdo que alterna la alcaldía entre los nacionalismos. Pero fue evidente ayer que el pacto pretendido por el PSOE, la marca local de CC, PP y Ciuca invita al más severo desgobierno en detrimento de Telde. Primero porque la sopa de siglas no solo es contradictoria sino que retrocede a la cuarta ciudad de Canarias a los años oscuros de la corrupción y los escándalos judiciales que salpicaron la vida pública de los teldenses. Este viernes la vergüenza democrática adoptó tonos mayores cuando, tras una larga espera de los medios de comunicación en la rueda de prensa a la que fueron convocados, aparecieron en escena dos ediles socialistas, emulando al capitán Muñecas en el Congreso de los Diputados cuando el golpe de Estado del 23F, para decir que había un retraso por una cuestión de “algunos flequillos”. El supuesto retraso se convirtió enseguida en manifiesta suspensión de una firma que no llegó y dejó plantado en el lugar a todos los presentes.

«A pesar de su imputación por tres delitos relacionados con la corrupción a cuenta del caso Grúas, no está en su ánimo retirarse para facilitar la conformación de un Gobierno»

Con todo, pase lo que pase en las próximas horas, y sin saber el desenlace, el pacto del PSOE con la marca local de CC, PP y Ciuca sin haberse formalizado ya había fracasado. Y es que lo que empieza mal suele acabar mal. No se pueden forzar escenarios cuando a la luz de los resultados electorales en Telde la ciudadanía agrupó su voluntad en una mayoría de progreso articulada entre NC y PSOE. Carmen Hernández no solo subió en votos sino también un concejal. Una situación que no debe revertirse con una alternativa de derechas pilotada por el PSOE contra el que ha sido, al menos hasta ahora, su socio preferente en Gran Canaria. Lo más llamativo de la maniobra del PSOE en Telde no es solo que obvia el ‘no es no’ del catecismo del sanchismo (igual va a pasar hoy en Arucas y Teror por ejemplo) sino que va camino de impedir un Gobierno de progreso en Canarias que debería liderar Ángel Víctor Torres en circunstancias normales de no haber sido por el ataque político a los feudos de NC. Una oportunidad histórica para la izquierda canaria que lo sucedido en Telde podría haber trastocado. Habrá que ver cómo se desarrolla este sábado en el que se constituyen los ayuntamientos. Pero la situación es muy delicada. Y es que lo que acontezca en Telde y Santa Lucía determinará, junto a otros enclaves, el devenir de la política en las islas.

Mientras tanto Fernando Clavijo no está dispuesto a tirar la toalla. A pesar de su imputación por tres delitos relacionados con la corrupción a cuenta del caso Grúas, no está en su ánimo retirarse para facilitar la conformación de un Gobierno. Le tendió una trampa a Asier Antona. ¿Querrá Torres estar con Clavijo tras el caso Grúas? Y es que CC juega a ganar tiempo y si acaso repetir las elecciones a la vuelta del verano cuando, a buen seguro, no habría ola a favor del PSOE. A Torres le emergen cortapisas en su contra. Hay oportunidades que no vuelven.