Lunes en África

Ejercicio de descuento

16/07/2018

Veinte días después de su toma de posesión, el señor ministro compareció en tono solemne para dejarlo claro. «Todo esto tiene una duración, que en el menor de los casos -ya se lo advierto, para que no tengan falsas expectativas- será de seis meses». Fue el 27 de junio, a las 13.56 hora de Madrid, ante el pleno del Congreso de los Diputados. No en el bar del edificio, no. En sesión legalmente constituida. Después quiso ser aún más contundente. «No me pida efectividad para el 1 de julio porque no puede pretender que haga un ejercicio de prevaricación nada más llegar. En definitiva respetemos los plazos y los procesos».

La disposición 9926 publicada el sábado, 14 de julio, en la página 71142 del Boletín Oficial del Estado autoriza la aplicación del «aumento al 75% del porcentaje de la bonificación para los trayectos entre las comunidades autónomas de Canarias e Illes Balears y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con el resto del territorio español». El descuento se aplicará a los billetes comprados a partir de las 09.00 (hora peninsular) del primer día hábil, es decir, desde hoy lunes.

El cálculo de tiempos en la política tiene serias desconexiones con el mundo real. Los seis meses de prevención ministerial han quedado reducidos a 18 días y 19 horas, sin perturbación alguna en el rostro de su señoría por esa falta de respeto a los plazos, esa prevaricación sobrevenida.

La sensibilidad hacia las cosas de Canarias del excelentísimo señor responsable del Fomento nacional no es nueva en la Corte. El alcalde de un pueblo de León ya dijo hace seis años que «no hay nada más caro en España que las Islas Canarias». Esa visión de colonizador arrepentido se impone en las tabernas y aumenta la lejanía. Mientras las alfombras de palacio abrazan sin rubor el catalanismo bilateral.