Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 5 de marzo

La persistente huella de ETA

Aún tiene pendiente la deuda moral de condenar la barbarie etarra y admitir que el terrorismo nunca debió perpetrarse.

Editorial

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 6 de enero 2024, 23:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los 466 actos de apoyo a ETA contabilizados por Covite el pasado año confirman una persistente objetivo de legitimar el terrorismo, felizmente desaparecido hace más de una década por la derrota de la banda ante el Estado de Derecho, y de ofrecer a las nuevas generaciones una imagen falaz de nuestra reciente historia por parte de quienes dieron cobertura en su día al asesinato, el chantaje y la coacción con fines políticos.

Constituye un escaso consuelo que esa cifra -en la que figuran manifestaciones, pancartas y pintadas- haya descendido un 21% y no incluya ningún recibimiento de exaltación pública a presos excarcelados tras cumplir condena. Aún cuando los nostálgicos de la violencia sean ya una limitada minoría, la glorificación como héroes de quienes ejercieron de verdugos y la justificación implícita o expresa de sus crímenes representan una bajeza moral y una gratuita afrenta a las víctimas.

En manos de la izquierda abertzale está cortar de raíz esas acciones que distorsionan la convivencia. Aún tiene pendiente la deuda moral de condenar la barbarie etarra y admitir que el terrorismo nunca debió perpetrarse. Solo entonces completará un recorrido que, en medio de sus éxitos electorales, ha dejado a medias.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios