Canarias no es un vertedero

¡Amar nuestra tierra significa cuidarla cada día del año!

Luis M. López
LUIS M. LÓPEZ Las Palmas de Gran Canaria

Hace una semana celebrábamos el Día de Canarias. Una fecha, el 30 de mayo, para festejar nuestras tradiciones, nuestra cultura, nuestra identidad, nuestro estilo de vida. Un dato: el Día de Canarias se festeja el 30 de mayo debido a que fue el día en el que se celebró, en 1983, la primera sesión del Parlamento de Canarias, estrenando así nuestra autonomía.

Sinceramente, ese día hay mucho postureo en las redes, las fotos con nuestra bandera (la de las siete estrellas verdes no es la bandera oficial) o en la playa son numerosas. Eso no es sentir Canarias. Puede hacer postureo, claro que sí, pero si los otros 364 días no cuida este paraíso ¡Arráyese un millo!

Lo peor es que a Canarias llega mucha basura a través de las corrientes marinas. Alegranza es un ejemplo de ello. No mucha gente lo sabe, por eso lo cuento aquí.

Se me parte el alma al ver basura que llega procedente de Estados Unidos y de otras partes del mundo hacia esta tierra única.

¡Por favor, pensemos en el futuro! Si seguimos por este camino las Islas Canarias ya no tendrán tierra. Estarán cubiertas de plástico. La fauna y la flora única en mundo acabará desapareciendo y nuestra vida será diferente. ¿Eso es lo que queremos?

A lo mejor estará harto de oirlo, pero es que es verdad. Necesitamos sanciones mucho más duras para aquellas personas, empresas o instituciones que tiran residuos al mar y a las calles, porque no hay otra manera para evitar esta situación.

Si los políticos no hacen nada para remediarlo, el pueblo deberá actuar. ¡Organicémonos para vigilar y limpiar nuestra tierra! Entre todos podremos hacerlo bien y dejar una tierra mejor. Si no nos movemos nosotros, nadie lo hará. Somos muy afortunados. Cuidemos lo que tenemos. ¡Amar nuestra tierra significa cuidarla cada día del año!