Las venas abiertas

Cuidado con las bromas

09/10/2018
ETIQUETAS:
- cis

En las antologías de la obra periodística de César González Ruano destaca una entrevista a José Antonio Primo de Rivera, entonces solo hijo de ex dictador y posteriormente fundador de Falange y mito propagandístico del franquismo. El periodista pregunta sobre un futuro político, y el entrevistado responde: «Esas cosas son como las bofetadas, no se anuncian, se dan. Ya tendremos ocasión cuando yo sea dictador de España», esto último con aclaración del tono de broma utilizado en la respuesta.

Hay bromas que acaban siendo macabras. Y ese mitin de populismo zafio que Vox dio en Vistalegre nos debería volver a servir de advertencia, 80 años después de la irreparable herida que la extrema derecha produjo en un costado de España.

«El mundo da miedo, con el fascismo sobrevolando como un zeppelin del III Reich»

Lo que deja de ser tan gracioso es que el CIS, con todas las reservas a sus predicciones, coloque a estos fascistas de nuevo cuño como quinta fuerza con un 1,4% de intención de voto frente al 0,2% que consiguieron hace dos años. Ya parecía una broma de mal gusto que vistieran como una heroicidad que uno de sus líderes fuera arrestado en Gibraltar por intentar entrar a nado para clavar, como los estadounidenses en Iwo Jima, la enseña nacional en el Peñón. Algo más próximo a La Vaquilla que a Banderas de nuestros padres.

Aquellos partidos que se han llenado la boca hablando de constitucionalismo, esos que se uniforman en naranja y azul, están tardando en cargar contra estos populismos violentos y excluyentes con la misma mala leche con la que cargan contra aquellos a los que acusan de bolivarianos.

El mundo da miedo, con una sombra fascista que le sobrevuela como un zeppelin del III Reich de patrulla, mientras España se asoma al abismo del fanatismo sin retorno.