Un verano de romerías

11/06/2019

Apenas faltan unas semanas para entrar definitivamente en el verano y eso es sinónimo de vacaciones, sol y playa y festivales, pero también de fiestas. En Gran Canaria, las mejores romerías se celebran durante estas fechas, y por ello de resumimos algunas de ellas en esta guía para que no te pierdas ninguna cita.

Esta misma semana convergen las celebraciones de varios municipios: el sábado 15 de junio tendrán lugar la romería de los Arbejales en Teror, la de Arucas y Tenteniguada, en honor a San Juan, y la del Valle de Agaete y La Atalaya de Guía en honor a San Pedro Apóstol. Por otro lado, la romería de Moya, donde continuarán las fiestas de San Antonio de Padua, uno de los eventos más populares y con mayor arraigo del municipio norteño.

Lo mejor de este mes vendrá en su última semana con la Noche de San Juan, el 24 de junio, sus hogueras y sus múltiples actividades programadas no solo en la capital, que pondrán fin a las fiestas fundacionales con su habitual despliegue de fuegos artificiales y espectáculos musicales, sino también en Arucas, que celebrará con varios eventos.

Antes, desde el 21 de junio, día del pregón, las fiestas de San Pedro en La Atalaya de Santa Brígida sirven de aliciente para la Traída del Barro, que se celebra en el primer fin de semana de julio.

Un verano de romerías
En Julio, las Fiestas del Carmen

Estas fiestas vinculan el agua y el fuego con la patrona de los marineros, que nos guiará en una ruta por los municipios costeros de la isla. Los primeros en celebrar sus romerías en honor a la Virgen serán Las Huesas y Marpequeña (Telde), Arguineguín (Mogán) y La Dehesa (Santa María de Guía), el 6 de julio.

El siguiente sábado, el día 13, le tocará el turno a La Isleta, que por estas fechas se llenará de tapices, flores y serrín de vivos colores, además de un amplio programa de actos populares y religiosos, incluyendo su procesión marítima, en el puerto de la ciudad. Los barcos también saldrán con la imagen de la Virgen desde Arguineguín a Mogán el domingo 14, en un evento que cada año atrae tanto a locales como a turistas.

Y paralelamente a estas fiestas, Gáldar volverá a celebrar sus fiestas mayores con la romería de Santiago de Los Caballeros, el día 20. La jornada coronará una semana de folclore, Caballitos de Fuego, la Rama, la Fiesta de la Cebolla y otros actos característicos de su programación.

Un verano de romerías
En Agosto, fuegos artificiales y mucha agua

El mes comienza con las Fiestas de San Lorenzo, en el barrio de Las Palmas de Gran Canaria, cuya procesión y fuegos son unos de los más esperados durante todo el año por miles de canarios. El evento acogerá de nuevo los asaderos y encuentros familiares para amenizar la espera hasta que comenzara el espectáculo pirotécnico, que será la noche del 9 al 10, mientras que su romería se adelanta al sábado 3 de agosto.

El mismo día Agaete celebra la suya en honor a La Virgen de Las Nieves, el preludio perfecto para el domingo 4, que levantará a media isla entre bailes y cánticos para la bajada de La Rama. Este rito, que los aborígenes hacían para pedir lluvias a los dioses, ha sabido adaptarse con éxito a todos los momentos y generaciones actuales, llenando, cada año, las calles del pueblo costero con cientos de personas de todas las edades a ritmo de las bandas de Agaete y Guayedra.

Un verano de romerías

Otra de las fiestas tradicionales más populares de la isla tendrá lugar, también el domingo 4, en Lomo Magullo (Telde), que celebrará la romería de La Traída del Agua. Posteriormente, el día 11 y siguiendo el compás de la banda, los asistentes realizarán un recorrido del que será imposible salir seco, ya que jóvenes y adultos invocarán la lluvia rociando a los vecinos con recipientes de agua.

La siguiente semana les tocará el turno a las romerías de Ayacata (sábado 10), Carrizal (miércoles 14), Firgas (jueves 15) y Artenara, que celebrará el domingo 18 de agosto la tradicional ofrenda a la Virgen de la Cuevita. El mes finalizará con la Vará del Pescao, el día 30, en Arinaga. El color blanco y el olor a sardinas y otras viandas será lo más característico de una jornada que pondrá el broche de oro a un verano movido, y eso que aún quedará septiembre...