Caso ERE

Seis años de cárcel para Griñán y nueve de inhabilitación para Chaves

    Cargando reproductor ...
19/11/2019

La Audiencia de Sevilla ha condenado al expresidente socialista andaluz José Antonio Griñán a 6 años de cárcel por un delito de malversación y a 15 años de inhabilitación por otro de prevaricación en el caso ERE, y su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, ha sido condenado a 9 años de inhabilitación por prevaricación. Sólo dos de los 21 imputados han quedado absueltos.

El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Sevilla a seis años y dos días de cárcel y 15 años y dos días de inhabilitación especial en la conocida como pieza política de la causa judicial sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE), mientras que su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, ha sido condenado a nueve años de inhabilitación especial.

Así lo recoge la sentencia que ha dado a conocer este martes el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla pasado casi un año desde el final del juicio y cerca de nueve desde que la juez Mercedes Alaya iniciase la instrucción de la causa.

La Fiscalía Anticorrupción pedía para Griñán seis años de prisión y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación y para Chaves diez años de inhabilitación por prevaricación. La sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo.

El exconsejero de la Presidencia Gaspar Zarrías y la exconsejera de Economía y Hacienda Magdalena Álvarez han sido condenados a nueve años de inhabilitación especial por prevaricación. La Fiscalía Anticorrupción les pedía diez años de inhabilitación por prevaricación.

Prisión para cuatro exconsejeros

Por otra parte, el exconsejero de Empleo Antonio Fernández ha sido condenado a 7 años, 11 meses y un día de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de 19 años, 6 meses y un día, mientras que los exconsejeros José Antonio Viera (Empleo) y Francisco Vallejo (Innovación) han sido condenados a 7 años y un día de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de 18 años y un día. La Fiscalía Anticorrupción pedía para los tres ocho años de prisión y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación.

La exconsejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo ha sido condenada a seis años y dos días de cárcel y 15 años y dos días de inhabilitación absoluta. La Fiscalía Anticorrupción le solicitaba seis años de prisión y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación.

El exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero ha sido condenado a 7 años, 11 meses y un día de cárcel y 19 años, seis meses y un día de inhabilitación absoluta. Juan Márquez, también exdirector general de Trabajo, ha sido condenado a 7 años y un día de prisión y 18 años y un día de inhabilitación absoluta. La Fiscalía Anticorrupción les pedía ocho años de prisión y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación.

Sólo dos de los 21 acusados totalmente absueltos

Sólo dos de los 21 acusados han sido absueltos totalmente por la Audiencia Provincial de Sevilla, el exinterventor general de la Junta Manuel Gómez y el exjefe del Gabinete Jurídico Francisco del Río.

Los exsecretarios generales técnicos de Empleo Juan Francisco Sánchez, Javier Aguado y Lourdes Medina y el exdirector de la agencia IFA-IDEA, Jacinto Cañete, sólo han sido condenados por prevaricación y no por malversación, por lo que no irán a prisión como pedía la Fiscalía y sólo reciben condenas de inhabilitación.

«Absoluta falta de control»

La sentencia reprocha que el Gobierno socialista andaluz conocía la "patente" y "palmaria ilegalidad" de las ayudas sociolaborales -unos 680 millones de euros- que concedió con "absoluta falta de control" entre los años 2000 y 2009.

En 1.821 folios, la primera sentencia del caso subraya que los ex altos cargos, entre ellos los expresidentes, fueron "plenamente conscientes de la patente ilegalidad" de la forma de conceder las ayudas, que beneficiaban a las empresas y no a los trabajadores.

El caso percute de nuevo sobre el PSOE, en un momento clave donde busca los apoyos para gobernar en España, con la sentencia condenatoria para dos de sus líderes históricos en Andalucía por una causa que pesa como una losa desde hace una década.

Reacciones políticas

Una hora después de conocerse la sentencia, el presidente andaluz, Juanma Moreno (PP), realizó una declaración institucional en el Palacio de San Telmo para expresar la "vergüenza" que supone para la Junta las condenas a ex altos cargos socialistas.

"Un día triste para Andalucía", ha asegurado Moreno, que cree que la comunidad ya "se ha despojado de los lastres del pasado" y ha acabado con "los tiempos de la corrupción".

El PSOE andaluz, a través de su número dos, Juan Cornejo, ha reafirmado "la defensa de la honorabilidad y la honradez de los expresidentes de la Junta", y cree que la sentencia indica que "ni se han enriquecido ni se han llevado un solo euro a su bolsillo".

Desde Madrid, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, marcaba distancias al sostener que el fallo condenatorio de los ERE "no afecta ni al actual Gobierno ni a la actual dirección del PSOE".

El líder andaluz de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha presumido de que su partido fue el "freno a la corrupción del PSOE", en alusión a que pidió a los expresidentes que entregasen su actas de senador y diputado cuando fueron imputados en el caso.

En opinión de la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, con la sentencia de los ERE el PSOE-A se muestra "como lo que es, un partido cargado de corrupción que ha sobrevivido en el poder haciendo trampas".

Para Vox, el fallo de la Audiencia de Sevilla "es una vergüenza para Andalucía, para la Junta y para el Partido Socialista", ha censurado su portavoz parlamentario autonómico Alejandro Hérnández.