Sánchez ve frenada su apuesta por Timmermans para presidir la Comisión

01/07/2019

Tras veinte horas de negociación, en la que ya es la cumbre europea más larga de la historia, el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, ha visto frenada su aspiración de que un socialdemócrata, el holandés Frans Timmermans, se haga con el control del Ejecutivo comunitario.

Aunque las negociaciones continuarán este martes y Sánchez ha dicho que espera que las principales familias políticas alcancen un acuerdo para renovar los cinco principales cargos institucionales, la férrea oposición del Partido Popular Europeo (PPE) ha impedido por el momento que un socialdemócrata vuelva a presidir la Comisión quince años después.

Sánchez ha reprochado al PPE que no haya respetado el acuerdo alcanzado antes de la cumbre del G20 en Osaka (Japón) por los dos spitzkandidat, el socialista holandés Frans Timmermans y el conservador alemán Manfred Weber, para que el primero presidiera la Comisión y el segundo, la Eurocámara.

Un acuerdo que contaba con el respaldo de los socialistas, del Partido Liberal del francés Enmmnuel Macron y de una parte de los conservadores, incluida la canciller alemana, Angela Merkel.

"Hemos estado muy cerca, muy cerca, pero el Partido Popular no ha respetado un acuerdo que habían logrado los dos 'spitzkandidat", ha lamentado Sánchez, cuyo papel en esta cumbre ha sido protagonista, como negociador del Partido de los Socialistas Europeos (PES).

Frustación

A su salida del Consejo, el presidente español ha explicado que se iba con sensación de "frustración" y dispuesto a "reflexionar" sobre los nombres que están sobre la mesa.

Aunque no ha concretado si esto supone que está dispuesto a renunciar a que Timmermans presida la Comisión, se ha mostrado confiado en poder llegar mañana a un acuerdo.

"Sinceramente, necesitamos todos descansar y reflexionar, ser conscientes de la envergadura del desafío, del riesgo de abrir una crisis institucional entre el PE y el Consejo que tenemos que evitar y de mostrar a opinión pública que podemos lograr un acuerdo", ha defendido.

Ha reivindicado además que su posición como negociador del PES y como presidente español ha sido "muy constructiva", en defensa de la figura del "spitzkandidat", del mandato del Parlamento Europeo y de tratar de "tejer alianzas" con el PPE y el Partido Liberal.

Un buen acuerdo

Ha negado asimismo el llamado acuerdo de Osaka, que habrían alcanzado Merkel, Macron, Sánchez y el holandés Mark Rutte en la reciente cumbre del G20 para el reparto de los cinco principales cargos: presidencia de la Comisión, del Parlamento Europeo, del Consejo, del Banco Central Europeo (BCE) y alto representante de la UE para la Política Exterior.

"Se ha intoxicado con que había un acuerdo en Osaka, pero no, en Osaka tuvimos reunión, hablamos de esta cuestión, pero lo que hicimos fue validar el acuerdo al que habían llegado los spitzkandidat porque era un buen acuerdo", ha argumentado.

Sánchez ha recordado que en la cumbre europea del pasado 20 de junio, en la que tampoco se alcanzó un acuerdo para renovar los cargos institucionales, no hubo mayoría en torno a ningún spitzkandidat, por lo que posteriormente Timmermans y Weber pactaron salvar esa figura con Timmermans como candidato con más apoyo en el Parlamento Europeo al frente de la Comisión y Weber como aspirante a la Eurocámara.

Hasta el martes

Sobre si podría proponer mañana un nuevo candidato socialdemócrata, ha reiterado que todos tienen que "reflexionar" y "ver quién suscita más apoyos".

La suspensión de este Consejo Europeo Extraordinario hasta este martes a las 11.00 hora local de Bruselas ha interferido en el proceso de investidura de Sánchez, ya que éste tenía previsto reunirse con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, también el mismo día para comunicarle la fecha del debate.

Tras sostener que su deber es participar en el Consejo europeo, el presidente español ha pedido perdón desde Bruselas a Batet y a los grupos parlamentarios por no poder acudir físicamente a la cámara a comunicar dicha fecha.

Sánchez ha confirmado que lo hará telefónicamente y también mediante una carta, que dirigirá a Batet en señal de "profundo respeto" hacia ella y hacia a los grupos políticos.

  • 1

    ¿PSOE y Podemos deben llegar a un acuerdo de última hora que evite el adelanto de las elecciones generales?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados