Sánchez pide infraestructuras para convertirlas en «arcas de noé»

05/04/2020

Pedro Sánchez ha pedido este domingo a los presidentes autonómicos un listado de infraestructuras públicas y privadas que puedan ser acondicionados como «arcas de noé». Serían instalaciones para alojar a personas asintomáticas que den positivo en los test de COVD-19, y cuyo traslado es aconsejado por los expertos para evitar el contagio a las familias de esos infectados.

El presidente del Gobierno ha comentado en la videoconferencia con los gobernantes territoriales que las «arcas de noé», que pueden ser hoteles, polideportivos, albergues, palacios de congresos, son un mecanismo «muy eficaz» para evitar la propagación de la enfermedad. Cuando no sea posible la reclusión de los contagiados asintomáticos en las infraestructuras acondicionadas, el aislamiento se mantendrá en los domicilios de las personas afectadas.

La respuesta de los presidentes, según explicaron fuentes autonómicas, ha sido positiva y se comprometieron a entregar al Ministerio de Sanidad esa relación de instalaciones a la mayor brevedad.

Sánchez también ha anunciado el envío «en breve», entre hoy y mañana, que las autonomías recibirán un millón de test para la detección de COVID-19. Esta medida, junto a la de los «arcas de noé» son dos herramientas clave para le etapa de desescalada o transición de la lucha contra el coronavirus.

En relación al envío del millón de test rápidos, el presidente de la Generalitat se ha quejado, según estas fuentes de las comunidades autónomas, de que a Cataluña no ha llegado ni una sola de esas pruebas, y que, pese a ello, se han hecho 50.000 exámenes con sus propios medios. Quim Torra ha puesto sobre la mesa la descoordinación entre administraciones en el reparto se suministros sanitarios.

Una queja que ha sido compartida por otros gobernantes autonómicos, pero todo, según las fuentes informantes, dentro de un tono constructivo y cooperativo. Ha habido incluso algún momento de distensión, como el que ha protagonizado el cántabro Miguel Ángel Revilla, que ha hecho votos para el levantamiento de las medidas de excepción lo antes posible para salvar la etapa veraniega. «No vaya a ser que matemos al bicho pero muramos todos con el bicho».