Sánchez no intentará la investidura sin los votos asegurados

29/11/2019

Pedro Sánchez no tiene intención de intentar la investidura si no cuenta con los votos para ser elegido presidente por el Congreso, y así lo ha hecho saber el Gobierno este viernes, después de que ERC dijera que no tiene prisa por cerrar un pacto con los socialistas.

El Ejecutivo sigue pensando, en cualquier caso, que es posible la investidura antes de Navidad, y confía en alcanzar el acuerdo con los republicanos.

"No iremos a una investidura fallida", ha subrayado este mediodía tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, quien no obstante ha insistido en mandar un mensaje de optimismo.

Así, Celaá ha recordado que ya hay programada otra reunión entre PSOE y ERC, y "si hay nuevas citas" es que hay "nuevas oportunidades". Pero además, ha defendido el entendimiento entre ambos como la "ocasión de demostrar la apuesta por la convivencia y el respeto a la pluralidad".

La ministra portavoz hacía estas reflexiones horas después de que Esquerra advirtiese de que el acuerdo no está aún tan claro y tampoco es inminente.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado en una entrevista en TV3 que vio al PSOE "receptivo" y dispuesto a "escuchar", aunque queda "muchísimo trabajo" porque las posiciones siguen "muy alejadas", por lo que ha pedido a los socialistas movimientos "explícitos" que demuestren que van "en serio".

Villalta ha asegurado que ERC va a intentar llegar a un acuerdo pero ha advertido de que será "complejo" porque las posiciones siguen "alejadas".

Además, ha recalcado que ERC no tiene "prisa" para cerrar un pacto. "Esto no va de días", ha dicho la portavoz de Esquerra.

Y mientras ERC habla con el PSOE, otro partido independentista, JxCat ha puesto sobre la mesa su exigencia para retomar el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. En concreto quieren un "gesto de presidente a presidente", como ha apuntado la portavoz en el Congreso, Marta Borrás.

Quien ha vuelto a descartar por su parte y un día más la abstención es el PP. Su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha reiterado la posición de su partido y ha acusado a Pedro Sánchez de pretender fraguar "un Gobierno de sedición" al negociar con "el delincuente Junqueras".

"Sánchez está colocando en manos de un delincuente las llaves del Gobierno de España", ha dicho Álvarez de Toledo en Barcelona.

No ha perdido la oportunidad Isabel Celaá, un viernes más, de enviar un mensaje al PP cuando ha hablado de la futura Comisión Europea, compuesta por liberales, socialdemócratas y populares, como "un ejemplo de gobernanza que haríamos bien en cultivar".

Pero cuando se le ha preguntado por qué los socialistas no buscaban replicar el modelo en España ha dicho que la culpa es de los partidos de la derecha, que "no parecen responsabilizarse" de la configuración de un nuevo Gobierno.

El equipo de Sánchez, en cualquier caso, sigue insistiendo en que su primera opción es la investidura antes de Navidad, aunque habrá que esperar al día 3 por la tarde, después de la Constitución de las Cortes y cuando vuelven a reunirse los socialistas con ERC, para ver si las negociaciones avanzan.

En el Congreso, donde hoy han comenzado las jornadas de puertas abiertas, la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha considerado "imprescindible" que "haya diálogo" entre los partidos y que todos sean "conscientes" de que la tarea prioritaria ahora es "proceder a la investidura y construir un Gobierno".