Audiencia Nacional- / EFE

Prisión para los presuntos yihadistas de Granada por colaboración con «organización terrorista»

Tras la reedición de las caricaturas del profeta Mahoma por el diario francés Charlie Hebdo, los detenidos colgaron en sus perfiles sociales numerosos vídeos amenazando de muerte y justificando la comisión de acciones violentas para vengar la publicación

JOSÉ R. VILLALBA Y CARLOS MORÁN Granada

El titular del Juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha ordenado enviar a prisión a los tres acusados de terrorismo yihadista detenidos en Granada el pasado martes por enaltecimiento del terrorismo, colaboración con organización terrorista y adoctrinamiento. Los tres detenidos fueron trasladados desde Granada hasta Madrid el mismo día de su detención y han comparecido en la Audiencia Nacional este jueves.

Durante los registros, los agentes del grupo de Información se hicieron de bastante material informático, documentación y teléfonos móviles que han resultado bastante provechosos para vincular a estos tres jóvenes con organizaciones terroristas vinculadas al Estado Islámico. Policía Nacional venía haciéndoles un estrecho seguimiento desde hacía meses.

Los arrestados, que estarían muy radicalizados, instrumentalizaban sus perfiles en redes sociales para, entre otras cosas, alentar a la realización de acciones terroristas y violentas contra personas e instituciones francesas.

La operación se ha llevado a cabo, de forma conjunta, por agentes de la Comisaría General de Información y de las Brigadas Provinciales de Información de San Sebastián y Granada, coordinados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número Cinco. Además, ha contado con el apoyo de la Agencia Policial Europol. La investigación comenzó cuando el pasado mes de octubre, coincidiendo con la reedición, por el diario francés Charlie Hebdo, de las caricaturas del profeta Mahoma, los agentes detectaron diversos vídeos en redes sociales donde varios individuos hacían apología expresa del terrorismo yihadista y vertían amenazas extremadamente graves y violentas contra personas e intereses franceses, principalmente.

A través de internet

Tras la investigación, los especialistas identificaron a los administradores y participantes en estas publicaciones y detectaron que a través de sus perfiles acometían una intensa actividad en internet, gestionando diferentes cuentas con casi 19.000 seguidores.

Conscientes de su influencia en el público más joven, creaban contenido específico y adaptado a ellos, con el objetivo de ganarse la confianza de los más vulnerables y captarlos. Además de difundir material multimedia con proclamas de líderes yihadistas, los detenidos publicaban vídeos, protagonizados por ellos mismos, ensalzando la yihad violenta y alentando la comisión de acciones violentas, fundamentalmente contra Francia, sus ciudadanos y el Presidente del país galo, entre otros.

La gravedad de las amenazas vertidas unidas a su capacidad para difundirlas públicamente en redes sociales, donde contaban con un gran número de seguidores, determinaron su inmediata detención.

Su activa y prolija actividad en las redes sociales ha sido determinante para descubrir la presunta vinculación de los tres arrestados con el terrorismo islamista. La operación sigue abierta y bajo secreto de sumario en estos momentos. De forma paralela a Granada, también hubo registros en la ciudad de San Sebastián donde, en principio, no ha trascedido que se hayan registrado detenciones.

Los tres detenidos en Granada residían en dos viviendas, una ubicada en el distrito Norte y otra en Beiro.