El Rey, que inaugura junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, el Mobile World Congress de Barcelona. / Efe

El Rey y Sánchez inauguran el Mobile de Barcelona

Aragonès y Colau vuelven a plantar al Felipe VI en el saludo protocolario al inicio del evento tecnológico

CRISTIAN REINO Barcelona

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, han inaugurado este lunes una nueva edición del Mobile World Congress, en Barcelona, una edición marcada por la vuelta a una cierta normalidad, tras la celebrada el año pasado de pequeño formato, y marcada también por la invasión rusa en Ucrania, que centró ayer los discursos oficiales de las autoridades en la cena de gala de ayer junto a los organizadores del certamen.

Como ya ocurrió ayer, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han roto la imagen de plena unidad institucional y han plantado al Rey, en el 'besamanos' que el jefe del Estado realiza a la entrada del recinto ferial. Le han recibido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta, Nadia Calviño, y la ministra Reyes Maroto, entre otros. Aragonès y Colau se han sumado a las autoridades en la reunión que han mantenido con los organizadores, donde les han presentado algunas de las novedades del certamen. Aragonès y Colau mantienen los gestos de rechazo a la monarquía. La Generalitat trata de escenificar que no hay normalidad institucional.

En el interior del recinto ferial, es donde se prevé una foto de grupo, en la que ahí sí estarán Aragonès y Colau, junto al Rey y Sánchez, como ayer en la cena de inauguración. El año pasado, el Mobile fue de pequeño formato, casi virtual, mientras que la edición de 2020 se suspendió como consecuencia de la pandemia. Este año, se esperan entre 40.000 y 60.000 visitantes de todo el mundo, menos Rusia, cuya delegación ha sido vetada por la organización. La asistencia de este año será en torno a la mitad de las ediciones prepandemia.