Borrar
Otro desastre más de la UD: que acabe la temporada ya
Los dirigentes de Vox presentan el escrito de la mocicón de censura este martes en el Congreso. Efe

Vox presiona al PP para que apoye su moción de censura

Santiago Abascal ha presentado este martes la proposición a la Mesa del Congreso pero no cuenta con aún apoyos suficientes para sacarla adelante

Martes, 29 de septiembre 2020, 07:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dos meses después de anunciarlo públicamente, Vox ha presentado este martes ante la Mesa del Congreso la que será la quinta moción de censura de la reciente historia democrática. La formación de ultraderecha justifica su propuesta porque considera que el Gobierno de Pedro Sánchez «pone en peligro el andamiaje del 78». Sin embargo, los de Santiago Abascal no cuentan aún con los apoyos necesarios para sacarla adelante en el Congreso y siguen apelando a sus dos potenciales socios, Partido Popular y Ciudadanos, a los que pide que escuchen a «la mayoría de sus votantes».

Desde el propio PP perciben esta moción como una maniobra de Vox para ganar protagonismo parlamentario y recortar el terreno a la formación que preside Pablo Casado. Este considera que la iniciativa solo va a contribuir a «reforzar» a Sánchez al frente del Ejecutivo y «aglutinar a su mayoría frankenstein de la investidura». Mientras que en Ciudadanos vienen defendiendo que se trata de «una campaña de marketing puro y duro que costará dinero a los españoles, restará credibilidad a España y no servirá para cambiar al Gobierno».

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Espinosa de los Monteros ha lamentado que ya en julio, cuando avanzaron su intención de hacer uso de este instrumento parlamentario el PP tardara «menos de cinco minutos» en salir a criticar este anuncio y que ahora continúe haciéndolo con el argumento de que la moción resultará fallida.

Después de buscar sin éxito un «candidato de prestigio», Abascal será finalmente el candidato alternativo al presidente Pedro Sánchez. Sonaron los nombres del exministro popular Jaime Mayor Oreja, la expresidenta del PP vasco María San Gil o Rosa Díez. Todos ellos o lo han negado, o han dado la callada por respuesta. El encargado de defender la presentación de la moción en el Pleno del Congreso será el diputado por Barcelona y candidato del partido a las futuras elecciones en Cataluña, Ignacio Garriga.

En cuanto a los plazos que se manejan, la Mesa aún no ha fijado la fecha, aunque lo más probable es que pudiera debatirse la semana del 12 de octubre.

Los precedentes

La primera moción de censura de la democracia tuvo lugar en 1980, cuando el PSOE presentó una contra Adolfo Suárez, y, la segunda, llegó siete años después, en 1987, cuando Alianza Popular hizo lo propio contra Felipe González. Ninguna de las dos prosperó, como tampoco lo hizo la que, 20 años más tarde, impulsó Pablo Iglesias en 2017.

En concreto, en 1980, Felipe González logró el respaldo de 152 diputados (socialistas, comunistas, andalucistas y tres representantes del Grupo Mixto), frente al rechazo de 166 y la abstención de otros 21 -en la sesión se registraron 11 ausencias-. Es decir, el PSOE se quedó a 24 votos de conseguir la aprobación de la moción de censura.

Más lejos de la mayoría se quedó la moción de censura presentada por Alianza Popular contra Felipe González en 1987. El candidato de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, que no era diputado como ahora ocurre con Pedro Sánchez, cosechó el voto favorable de 66 diputados (Alianza Popular y Unión Valenciana), mientras que 195 votaron en contra (PSOE, Izquierda Unida y nacionalistas vascos) y 71 se abstuvieron (representantes de CDS y CiU, entre otros).

La tercera moción de censura, la de Pablo Iglesias contra Mariano Rajoy, celebrada en junio de 2017, también fue rechazada por 170 votos en contra (PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria), 82 a favor (Unidos Podemos, ERC, Compromís y EH Bildu) y 97 abstenciones (PSOE, PDeCAT, PNV y Nueva Canarias).

La última moción, la que permitió a Sánchez acceder a La Moncloa en junio de 2018, fue la única que prosperó al reunir 180 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís, Bildu y Nueva Canarias) 169 en contra (PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias) y 1 abstención, la de Coalición Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios