El senador del PP Javier Maroto. / EFE

El PP ofrece a Sánchez «una solución de Estado» para la escuela catalana

Los populares consideran que al Govern «se le está yendo de las manos» el asunto del colegio de Canet de Mar

M. A. A. Madrid

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, reiteró este domingo el ofrecimiento de su formación al Gobierno para buscar una «solución de Estado» para que, como afirmó, «la libertad y el respeto a la ley» sea «la regla general y no la excepción» en Cataluña tras las amenazas a la familia de Canet de Mar (Barcelona) que reclamó que la escuela ofreciera un 25% de la escolarización en castellano.

El llamamiento ya lo hizo un día antes el líder de los populares, Pablo Casado, en su visita a Santiago de Chile, cuando ofreció al presidente, Pedro Sánchez, el apoyo de los senadores de su partido para frenar lo que definió como «'apartheid' lingüístico» en Cataluña y aplicar «con firmeza» la Constitución.

La oposición espera hacer bandera con el conflicto que se vive estos días en la escuela catalana tras la sentencia del TSJC, incluso hasta para invocar acciones puestas en marcha tras el referéndum del 1-O. La dirección de Vox, por ejemplo, aprovechará el próximo pleno para forzar una votación sobre la conveniencia de aplicar otra vez en Cataluña el artículo 155 de la Constitución. Mientras que PP y Ciudadanos pedirán, por su parte, cuentas a Sánchez y a la ministra de Educación, Pilar Alegría.

El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, cree que al Govern se le está «yendo de las manos» el caso de Canet y critica la supuesta persecución de la familia denunciante: «Ya no estamos hablando estrictamente de una cuestión lingüística, estamos hablando de derechos civiles, de democracia».

Otros políticos, como el jefe de filas de Más País, Íñigo Errejón, denunció los insultos a la familia que pidió el 25% de castellano en la escuela de su hijo, pero al mismo tiempo lamentó que «políticos del PP comparen la situación en Cataluña con la situación en Sudáfrica». A su juicio, «intentan generar un incendio para rascar unos cuantos votos»