Borrar
López Miras y Antelo, en imágenes de archivo Pablo Sánchez / AGM

El PP cede ante Vox en Murcia y gobernarán en coalición para evitar otras elecciones

López Miras pacta con los de Abascal, a una semana de que expirara el plazo, dos consejerías, una de ellas con rango de vicepresidencia

Viernes, 1 de septiembre 2023, 17:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El miedo a una repetición electoral en Murcia ha sido más fuerte y el PP ha acabado abriendo la puerta del Gobierno a Vox. A menos de una semana de que expire el plazo para volver a poner las urnas, Fernando López Miras ha cedido ante la formación de Santiago Abascal para conseguir los votos que necesita para su investidura y acabar con un bloqueo que podía «condenar» a los murcianos a unas terceras elecciones en menos de seis meses tras el 28-M y el 23-J. La derecha radical tendrá las consejerías de Fomento y la de Seguridad, Interior y Emergencias, esta última con rango de vicepresidencia.

Un nuevo pacto entre PP y Vox que se suma a los firmados en la Comunidad Valenciana, Aragón y Extremadura, que se añaden al de Castilla y León, que sirvió de laboratorio de pruebas, así como al acuerdo programático en Baleares. Esta es la fórmula que defendía López Miras, un acuerdo de programa de Gobierno con 88 puntos en común y la vicepresidencia de la Asamblea regional, pero Vox lo rechazó echando por tierra la investidura del candidato del PP.

La cúpula verde dejó claro que la entrada en el nuevo Ejecutivo era innegociable, y la sustentó en la incorporación de Ciudadanos en el anterior Gobierno de López Miras con un porcentaje menor de voto, un 12% y seis escaños, frente al 18% y ocho escaños de Vox. Entonces, el PSOE ganó los comicios y el hoy presidente en funciones quedó segundo con el 32,36% del voto y 16 escaños. Ahora el escenario es completamente distinto. López Miras ganó el pasado 28 de mayo las elecciones con el 42,84% y 21 escaños, a tan solo dos dos diputados de la mayoría absoluta. Un resultado, entendía hasta ahora, que le legitimaba para gobernar en solitario.

En un principio, el partido de Abascal demandaba tres áreas de Gobierno. «Creemos importante que Vox esté en el Gobierno con tres consejerías, una de ellas la de Agricultura, donde entendemos que podemos aportar un gran valor añadido en esta nueva etapa», deslizó en las redes sociales el portavoz del partido en Murcia, José Ángel Antelo. Pero finalmente se ha conformado con dos gabinetes de peso como la de Fomento y la de Seguridad, Interior y Emergencias, esta última con rango de vicepresidencia. Vox prpopondrá además a presidente del Consejo de la Transparencia.

López Miras, que ha dirigido las negociaciones con la cúpula de Vox en Madrid y que ha contado en todo momento con el respaldo de Génova, entendía que la oferta que había puesto sobre la mesa tras dos meses de tiranteces era suficiente para llegar a un acuerdo sin entregarles la consejería de Agricultura, línea roja para el dirigente conservador

Órdago hasta el final

La oferta del PP llega 'in extremis'. Por el camino, los conservadores intentaron desbloquear la situación hasta en dos ocasiones, ofreciendo en la mesa puestos institucionales a los de Abascal, como el senador autonómico o asientos en la Mesa de la Asamblea murciana, además de un acuerdo programático. Pero Vox se ha mantenido firme y ha demostrado que lleva hasta el final sus órdagos.

Prueba de ello, es que este viernes por la mañana, cuando ya se sabían que las negociaciones para alcanzar un acuerdo estaban muy avanzadas, Vox dejó solo al PP y votando en la Diputación Permanente en contra del decreto ley aprobado por el Gobierno en funciones el pasado 4 de agosto para prorrogar la moratoria que impide nuevas construcciones urbanísticas en el entorno del Mar Menor. Un gesto de fuerza que parece que tuvo su eco y que obligó a los equipos negociadores a pisar el acelerador para que López Miras salga reelegido antes del 7 de septiembre.

Génova se felicitó por el acuerdo que completa el mapa autonómico con 11 presidencias para el PP, tres para el PSOE y tres para «partidos de perfil nacionalista». Considera que una repetición electoral, además de por el alto coste económico, implicaría «mantener restringidas las capacidades del Gobierno» dos meses más. Con esta decisión, apuntan los populares, la única repetición que podría tener lugar sería la de las generales, »una constante en España desde que Pedro Sánchez está en política«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios