Acto de izada de la bandera en el Día de la Constitución frente al Congreso. / EFE

Las disensiones políticas empañan los actos por el Día de la Constitución

Vox acude al izado de bandera pero se ausenta junto a los grupos independentistas del acto en el Congreso

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO | MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

Las divergencias políticas en torno a la renovación del Poder Judicial, la reforma del delito de sedición o la dependencia del Gobierno de los partidos del bloque de investidura, entre otras cuestiones, impregnan los actos del Día de la Constitución, que este martes se celebra en el Congreso, cuando se cumplen 44 años de la proclamación de la Carta Magna. «Honrar la Constitución implica cumplir con todos los artículos de la Constitución todos los días del año. Tenemos una oposición conservadora que está fuera de ella», afirmó el presidente Pedro Sánchez a su llegada al acto.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, calificó todas estas cuestiones como «una amenaza latente que se ha ido confirmando con decisiones sorprendentes». «La Constitución es la herramienta más útil que tenemos», dijo, para, a continuación, reprochar al Gobierno, estar «en manos» de partidos «que nunca acataron la Constitución y dicen que la gobernabilidad de España depende de los partidos que se quieren ir de España». Por ello, el jefe de la oposición cree que «es evidente que hay un antes y un después en el consenso constitucional» que siempre inspiró a populares y socialistas. «Estoy seguro que con un nuevo PSOE retomaremos los consensos que han caracterizado a España en los últimos 44 años», aseveró.

Vídeo. Feijóo atiende a los medios antes del acto de aniversario de la Constitución. / EP

Feijóo, no obstante, se mostró «optimista» porque «millones de votantes del PSOE no se van a someter y se darán las manos con los votantes del PP -dijo- en las urnas y retomaremos los consensos que hubo en las últimas décadas». Y en referencia al CGPJ, «no se puede pedir despolitizar la política y hacer un código penal para que políticos condenados queden exonerados».

Unidas Podemos, por su parte, acusó a PP y Vox de «falsos constitucionalistas», que «pisotean» sus preceptos desde su «radicalidad», y apeló a sus socio de coalición a reaccionar para cambiar el sistema de mayorías para renovar el CGPJ, que acaba de cumplir cuatro años con el mandato caducado. Una propuesta con la que, pese a no ser nueva, los morados vuelven a la carga después de las negociaciones entre socialistas y conservadores saltasen por los aires hace unas semanas. «Vienen hoy al Congreso a celebrar la Constitución cuando llevan cuatro años incumpliéndola de forma sediciosa», afeó el coportavoz de Podemos, Javier Sánchez Serna.

En ese sentido, su compañero de partido, el secretario primero de la Mesa, Gerardo Pisarello, censuro que sean «las derechas radicalizadas las que más pisotean la Constitución». «Mientras que otros partidos que nos consideramos republicanos somos las que más hemos hecho -señaló- para llenar de contenido sus artíuclos más sociales».

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, auguró que éste «puede que sea el último capítulo de un libro que empezamos a construir en 1978», en referencia a la ley fundamental y a las elecciones generales previstas para dentro de un año. Si repite Sánchez como presidente del Gobierno, ha asegurado, habrá «consultas» y «tensiones entre regiones».

Ausencia de Vox

Quienes han estado, en cambio, han sido los miembros de Vox, en la figura de su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros. El partido que dirige Santiago Abascal, en cambio, no estará presente en el acto oficial que se celebra en el Salón de los Pasos Perdidos del Hemiciclo. El propio Espinosa justificaba la posición de su grupo parlamentario acusando al Gobierno de «pisotear» diariamente la Constitución y de «canjear presupuestos» por «sediciosos» y «terroristas».

También ha subrayado que la ausencia de diversos barones socialistas en el acto de conmemoración de la Carta Magna es un «postureo», un «paripé» y un acto de «conveniencia política» para que no se les asocie con el presidente, Pedro Sánchez, de cara a los comicios de mayo porque es un «lastre», si bien ha espetado que en el fondo todos son «sanchistas».

«Me sorprende que un partido que dice defender la Constitución como Vox no esté presente. Deberían reflexionar aquellos que se ausentas de manera injustificable», ha comentado el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en el patio del Congreso, momentos antes de que comenzará el acto oficial.

A estas ausencias se les suma la de los grupos independentistas como Esquerra, EH Bildu, la CUP, Junts o el PNV.