Yolanda Díaz, este domingo, en la Asamblea de los comunes en Barcelona. / EFE

Podemos e IU insisten en «catalizar» el 'frente amplio' de Díaz

Pablo Iglesias ya auguró que «tanto Podemos como IU van a ser fuertes en el futuro» proyecto político

M. A. A. Madrid

Podemos no está dispuesto a renunciar a su posición hegemónica dentro del espacio electoral que se está fraguando a la izquierda del PSOE y, junto a Izquierda Unida, han comenzado a maniobrar para «pilotar» y «catalizar» el proyecto de frente amplio que prepara la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. Por un lado le otorgan la vitola de candidata electoral, por otro le apremian a completar la unificación y a otorgarles un papel destacado.

«Pilotar» fue el verbo que usó la ministra de Derechos sociales y secretaria general de los morados, Ione Belarra, durante su intervención, en vídeo, en la Asamblea que los comunes celebraron el fin de semana en Barcelona para explicar el papel de Podemos en este proceso, que definió como «fascinante»y «prometedor». Sobre el escenario estaban Díaz, la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra (Compromís), y el ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU).

Este lunes, la portavoz Federal de Izquierda Unida, Sira Rego, deslizó de nuevo que su partido quiere ser «catalizador» y «facilitador» de ese avance de la unidad de la izquierda. Una idea con la que ya empezó a juguetear hace un par de semanas el exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, que auguró que «tanto Podemos como IU van a ser fuertes en el futuro frente amplio».

La Asamblea de los comunes se interpretó desde fuera y desde dentro como «la continuación» del coloquio 'Otras políticas' –celebrado una semana antes en Valencia– como señaló el domingo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Aquella postal valenciana reunió a Díaz, Oltra, Colau, Mónica García (Más País) y Fátima Hamed(MDyC), y aunque en un principio se desmintió que fuera «el nacimiento de nada», la ilusión despertada en la militancia ha provocado que sus dirigentes se pongan en guardia ante el proceso de cohesión que se avecina. Rego definió esta fase como de «asentamiento de bases» y de «encuentro», y auguró que este tipo de eventos «se repetirán».