Borrar
El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana. EP
Podemos incomoda al PSOE al pedir que se 'borre' al rey emérito del Congreso y llamarle «delincuente»

Podemos incomoda al PSOE al pedir que se 'borre' al rey emérito del Congreso y llamarle «delincuente»

Los aliados de Gobierno de los socialistas registran una proposición a la Mesa para que retire toda la simbología referida al ex jefe del Estado de la Cámara

Martes, 25 de abril 2023, 12:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El rey emérito ha abandonado esta mañana España, en su segundo viaje en once meses desde que se 'exilió' en Abu Dabi, tras disfrutar de la estancia prevista en la localidad pontevedresa de Sanxenxo y someterse a una revisión médica en Vitoria. Lo ha hecho evitando una palabra más alta que otra a fin de no causar un nuevo quebradero de cabeza a Zarzuela y con el objetivo de normalizar su presencia en el país una vez que la Fiscalía del Supremo dio carpetazo a las investigaciones sobre sus negocios. Pero el perfil discreto por el que ha optado Juan Carlos de Borbón en esta visita, con cinco semanas de distancia con respecto a la celebración de las elecciones del 28 de mayo, no ha evitado la controversia política.

Controversia que ha llegado de la mano de Unidas Podemos, que ha desempolvado sus críticas recurrentes al monarca para pedir, en esta ocasión, que se elimine de «las zonas visibles» del Congreso «toda representación artística o fotográfica» referida a su figura y volver a tildarle de «delincuente» al dar por hecho que cometió fraude fiscal solo eludido la prescripción de los supuestos delitos y «la impunidad» derivada de su condición de inviolable en virtud del artículo 56.3 de la Constitución. La proposición de los morados, que cifran en ocho las obras propiedad de la Cámara baja que exigen retirar y que será analizada la próxima semana por la Mesa del Legislativo, está llamada tanto a recuperar protagonismo en un asunto querido por sus bases como a incomodar al PSOE, que trata de sortear con la mayor sordina posible las periódicas irrupciones del padre de Felipe VI en la actualidad española. Prueba de ello ha sido la reacción de la portavoz del Gobierno de coalición, Isabel Rodríguez, quien interpelada al respecto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros se ha limitado a constatar que España tiene como modelo de Estado la Monarquía constitucional y que la simbología que la acompaña responde al marco normativo vigente.

Noticia Relacionada

El espíritu de la iniciativa lo ha resumido el portavoz del grupo confederal, Pablo Echenique, de vuelta a primera línea tras su convalecencia por enfermedad de las últimas semanas. «Ha gozado de inmunidad por su inviolabilidad, pero es un delincuente que ha cometido delitos», ha lanzado. «Pensamos que humilla al Congreso tener colgadas imágenes de él. No quiero ni imaginar qué puede pensar una delegación internacional al ver que tenemos un cuadro de un delincuente colgado». La definición del exjefe del Estado como alguien que ha incumplido la ley pese a que el Supremo no vaya a abrir ninguna causa en su contra forma parte ya del argumentario de Unidas Podemos contra la Casa Real y concentra la tesis que anima la solicitud formalizada ante el órgano de dirección de la Cámara. En ella, los morados concluyen que solo el tiempo legal transcurrido y la protección que rodea a quienes ostentan la Corona han impedido perseguir en los tribunales a Juan Carlos de Borbón a pesar, sostienen, de ser «público y notorio que llevó a cabo negocios opacos durante décadas y ocultó decenas de millones de euros al fisco español en paraísos fiscales». A ojos de los proponentes, la regulación llevada a cabo por el monarca ante Hacienda supone «el reconocimiento» de los posible ilícitos, aunque no solo eso: tienden una sombra de duda sobre el Supremo al señalar que contravino sus propios criterios procesales al aceptar que quien reinó en España durante 39 años cumpliera con el fisco una vez que ya estaba siendo investigado.

Pero más allá del efecto que pueda ejercer para el restablecimiento de la imagen de la Monarquía la decisión de la izquierda a la izquierda del PSOE de rescatar su diatriba contra el rey emérito, esta obligará a pronunciarse a los socialistas sobre un asunto tan polémico como delicado que tratan de surfear. El partido del presidente Sánchez y sus representantes en el Consejo de Ministros han incidido en este tiempo en la conveniencia de que Juan Calos I ofrezca explicaciones sobre su comportamiento y se disculpe ante los ciudadanos que lo contemplan con desazón. Pero han evitado dar carrete a las críticas -Isabel Rodríguez ha sorteado hoy la pregunta sobre la ausencia de petición de disculpas que tanto ha requerido el ala mayoritaria del Consejo de Ministros- y han bloqueado junto a la derecha los reiterados intentos de sus socios de investidura de crear una comisión de investigación al respecto en el Congreso del que ahora Podemos pretende borrar todo rastro del emérito.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios