Los Pactos de la Villa ponen la primera piedra para la reconstrucción de Madrid

Todas las formaciones, desde Vox hasta Más Madrid, escenifican la nueva política de consenso en el Ayuntamiento de la capital

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

Madrid colocó este martes la primera piedra para la reconstrucción tras la pandemia. Gobierno y oposición, desde Vox hasta Más Madrid, sellaron este martes los Pactos de la Villa con 352 medidas encaminadas a actuar como revulsivo en la recuperación de la capital, una de las más golpeadas por el coronavirus. Un acuerdo histórico que escenifica la nueva política de consenso en el Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida que ha impuesto la crisis sanitaria, a diferencia de la Comunidad de Madrid. Allí gobiernan también en coalición PP y Ciudadanos pero el consenso y el equilibrio en torno a la presidenta Isabel Díaz Ayuso es mucho más complicado. «Se puede creer en la política útil que trasciende planteamientos partidistas», remarcó el alcalde, bajo la atenta mirada desde la tribuna de invitados de varios de sus antecesores como Manuela Carmena, Alberto Ruiz Gallardón o José María Álvarez del Manzano.

Estos acuerdos contienen medidas de aplicación inmediata, como el refuerzo de los servicios sociales y del programa de teleasistencia o la creación de la tarjeta social municipal pra canalizar las ayudas a las familias más vulnerables, y otras que incluso van más allá del actual mandato de Martínez-Almeida, como la decisión de blindar la estructura de Mercamadrid hasta 2032. «Suponen un pacto de mínimos para comenzar a andar», reconocieron desde Más Madrid.

«No es un cheque en blanco»

Con la hoja de ruta negro sobre blanco y con firma de todos los portavoces, preocupa ahora la implementación del acuerdo. La formación de Iñigo Errejón y el PSOE han advertido que están «vigilantes». «No es un cheque en blanco», insistió la portavoz de Más Madrid, Marta Higueras, mientras que el socialista Pepu Hernández, reconoció que la unanimidad lograda «ha excedido las expectativas previas».

Martínez-Almeida, que agradeció la «generosidad y altura de miras» de todos los grupos, aseguró que comenzará a implementar el pacto «de manera inmediata» y que «en las próximas semanas» los madrileños «podrán comprobar que este acuerdo se va a cumplir».

Pese a la voluntad firme del Ejecutivo municipal de ejecutar los acuerdos, el regidor insistió en la importancia de disponer de los 420 millones del superávit que corresponden a Madrid y que esperan del Gobierno de Pedro Sánchez,