Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno / EFE

El Gobierno justifica en «razones del día a día» la ausencia del Rey

«Se ha convertido en novedad lo que no lo es», dice Carmen Calvo, que agradece a Felipe VI que «sepa estar en la neutralidad política»

CECILIA CUERDO Sevilla

El Gobierno volvió a justificar este viernes en «razones del día a día» la ausencia del Rey Felipe VI al acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona, lamentando que esos motivos «se han convertido en novedad política por una razón ajena al Rey y al Gobierno de España». La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha agradecido al monarca que «sepa estar siempre en su sitio, que es el de la neutralidad política», mientras que el Gobierno, ha insistido, «se mueve en el terreno al que estamos obligados en la Constitución».

Calvo participó en Sevilla en un encuentro organizado por la Cadena Ser sobre los 40 años de autonomía andaluza. En el coloquio, Calvo restó importancia a esa ausencia, criticando que se haya convertido en noticia «lo que no lo es». Acto seguido, recordó que la figura del Jefe del Estado en nuestro país «no tiene responsabilidad política ninguna», y que es al Gobierno al que le toca «refrendar políticamente cuáles son las actuaciones y posiciones que mantiene Felipe VI». La vicepresidenta tampoco quiso valorar el malestar generado en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). «Como soy Gobierno y no poder judicial, y respeto mucho al poder judicial, no tengo nada que decir».

En esta línea, quiso desvincular la ausencia del monarca con la inminente decisión del Tribunal Supremo respecto a la condena de inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra. «. El Gobierno es el Ejecutivo y no sabe cómo se pronuncia el poder judicial ni en qué caso», afirmó, «¿Quién sabe cuándo es la sentencia? Al Gobierno no le compete saber cuándo sale o no, sino tomar las decisiones del Rey Felipe como monarca parlamentario». De la misma manera, rechazó que la visita a Barcelona hubiera contribuido a enrarecer la relación con los partidos independentistas en plena negociación de los presupuestos Generales del Estado.

«Esa pregunta habría que hacérsela a algunas personas que piensan que nos relacionamos con la Generalitat de manera diferente, o que les gustaría que no nos relacionáramos», rechazó. Calvo defendió entonces que el Ejecutivo central se relaciona con la Generalitat «con la misma naturalidad» que con otros gobiernos, recordando que se trata de un gobierno legítimo salido de las urnas y que precisamente «cuando no ha habido diálogo con la lealtad que corresponde hemos acabado en dos referendos ilegales, un juicio, una sentencia y unas condenas tremendas». «Eso ha sido la herencia del Gobierno del PP», zanjó

Asens cree que sería «fantástico» que el rey no volviera más a Cataluña

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha afirmado que es «una buena noticia» que Felipe VI no acuda a Cataluña a la entrega de los despachos de los jueces y que sería «fantástico» que el rey «no vuelva más» a la comunidad.

Así lo ha afirmado en declaraciones a Ràdio 4 el día en que sesenta y dos nuevos jueces recogerán sus despachos en la Escuela Judicial de Barcelona, en un acto envuelto en una gran polémica por la ausencia -por vez primera- del rey.

«Cada vez que viene, abre una herida que todavía no está cerrada. Mucha gente hace responsable de todo lo que sucedió en aquél periodo -octubre de 2017- al rey. Aquel discurso marca un antes y un después, es un discurso que no salió de la Moncloa, es un discurso que salió de Zarzuela», ha desarrollado Asens.

Por ello, ese discurso pone en evidencia, según Asens, «la necesidad de aprobar una ley que regule las funciones del rey y lo limite», una reforma que Unidas Podemos quiere llevar al Congreso y que debe estipular «qué puede hacer el rey y qué no».

«No es normal, y esto solo pasa en España, que el rey pueda salir y hacer discursos de aquella naturaleza sin tener el visto bueno de Moncloa. Eso le hizo perder su condición de árbitro neutral que está establecida en la Constitución», ha apuntado Asens.

Preguntado por ello, Asens ha afirmado que es más probable que se produzca antes un referéndum sobre la república o la monarquía que uno sobre la autodeterminación de Cataluña.

«Sería el preludio del otro referéndum -el de autodeterminación-, porque con la actual arquitectura institucional, con una monarquía parlamentaria que precisamente representa eso, una determinada concepción, centralista, muy conservadora, de lo que es España, también en este sentido territorial, es muy difícil que se produzca un referéndum de estas características», ha indicado.

Asens ha afirmado que «en el horizonte republicano» también «hay la posibilidad de autodeterminación de los pueblos que forman parte del Estado».