Borrar
Directo Directo |Pedro Sánchez recibe a los campeones de la Eurocopa tras estar con el Rey
El exdirector de la Policía, Ignacio Cosidó, durante su comparecencia en el Congreso. EP

Cosidó asegura que «jamás» tuvo contacto con Villarejo

El director de la Policía durante el primer Gobierno de Rajoy ha negado conocer la existencia de una estructura paralela en el Ministerio del Interior

Martes, 1 de junio 2021, 13:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La comisión 'Kitchen' ha vivido este martes una jornada maratoniana durante más de nueve horas en el Congreso. No se celebraba Pleno y el órgano aprovechó para adelantar los trabajos de un órgano que está arrojando escasa luz sobre la supuesta trama de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas a cuenta de los fondos del ministerio del Interior de la época de Mariano Rajoy. En esa línea, el director de la Policía durante el primer gobierno del presidente de los populares, Ignacio Cosidó, aseguró que «jamás»tuvo contacto con el excomisario José ManuelVillarejo y también negó que conociera la existencia de una estructura paralela en el departamento que dirigía.

Cosidó fue señalado el jueves pasado por Villarejo como el alto cargo que le encargó la llamada 'operación Kitchen'. Según explicó en la comisión, fue el exdirector de la Policía quien le encargó que captara al chófer de Luis Bárcenas para espiar al extesorero del PP y recuperar documentación comprometida para el PP.

Villarejo también confirmó que una de las personas a las que más veces reportó sobre sus indagaciones fue al secretario de Estado de Seguridad en el primer Gobierno del PP, Francisco Martínez, que ya confesó ante el juez instructor su participación en el operativo, y que comparecerá en la comisión justo después de Cosidó.

Posteriormente ha comparecido el que fuera número dos de Jorge Fernández Díaz en su etapa de ministro del Interior, Francisco Martínez, que también ha negado su relación con la trama. «Les avanzo que niego de forma contundente y sin ningún matiz que durante el ejercicio de mi cargo de secretario de Estado de Seguridad, entre enero de 2013 y noviembre de 2016, participase o tuviese conocimiento, directo o indirecto, de cualquier forma de utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP, perseguir ilícitamente a personas o anular pruebas inculpatorias», ha comentado.

Martínez ha adelantado que no podría contestar a todas las preguntas debido a que hay una investigación en marcha en la Audiencia Nacional, apelando a la jurisprudencia que respalda que ningún imputado «declare sobre sí mismo», teniendo que «respetar límites» como el honor o el secreto profesional.

Acelerar trabajos

Esta tarde, aprovechando que no se celebra Pleno en el Congreso y para acelerar los trabajos de la comisión, también ha comparecido el sacerdote y expolicía Silverio Nieto. El que fuera amigo personal de Fernández Díaz tenía que haber acudido al Congreso el pasado 6 de mayo, pero excusó su presencia al tener que confinarse por un contacto estrecho con un enfermo de covid-19.

El sacerdote, que ha asombrado a varios diputados por su currículum (entre los que se incluye un trabajo como marino mercante y tres doctorados), ha negado que fuera el confesor de Fernández Díaz. «Él pertenece al Opus Dei y yo no», ha aclarado. También ha negado conocer a Villarejo.

Nieto ha descrito el mensaje que renvió al ministro del Interior y al comisario Enrique García-Castaño en enero de 2020 como un «mensaje de desahogo». «Yo no tenía ningún interés en ese mensaje, se lo reenvié a Fernández Díaz sin ningún comentario y a García Castaño sin ningún comentario», ha admitido el sacerdote a preguntas de la diputada socialista Andrea Fernández. Cuestionado por las razones, el sacerdote ha afirmado que se lo envió al primero porque le mencionaba y al segundo porque era público y notorio que estaba siendo investigado por la Audiencia Nacional.

Cerró la jornada Jorge Sanchís, que fue jefe de Gabinete de Martínez y trajo una nueva sarta de desmentidos. «Lo leí en la prensa» y «no lo sé», repitió una y otra vez.

Cospedal y su marido

Este miércoles harán lo propio el empresario Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal y que mantuvo tratos con Villarejo. Después será el turno de José Antonio Nieto, que fue secretario de Estado de Seguridad con Juan Ignacio Zoido, el sucesor de Jorge Fernández Díaz como ministro.

Por la tarde comparecerá Cospedal, primera dirigente del PP que tendrá que rendir cuentas ante este órgano. Su voz ya se escuchó este jueves en la comisión, a instancias del PSOE que, para el interrogatorio a Villarejo, recurrió a una grabación en la que se le oía hablando la también exministra de Defensa y con su marido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios