Pere Aragonès, durante su intervención en el acto homenaje al expresident de la Generalitat de Catalunya, Lluís Companys / Foto y vídeo: EP

El independentismo se conjura para culminar la secesión en el homenaje a Companys

El Govern exige perdón al Estado por el fusilamiento del expresidente de la Generalitat y reivindica la amnistía para los presos y la autodeterminación

CRISTIAN REINO Barcelona

Las instituciones catalanas han homenajeado esta mañana al expresidente de la Generalitat, Lluís Companys, fusilado hoy hace 80 años en el castillo de Montjuïc de Barcelona por las tropas del régimen de Franco. El independentismo ha hecho suyo el legado de Companys y se ha «conjurado para culminar la república catalana». El secesionismo ha exigido además al Estado español que pida perdón por el asesinato del mandatario republicano y ha reivindicado la amnistía y el ejercicio de la autodeterminación. Como todos los años, Govern, Parlament, Ayuntamiento de Barcelona y buena parte de los partidos políticos catalanes, han participado en la ofrenda floral frente a la tumba de Companys, en el cementerio de Companys.

El vicepresidente con funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha denunciado que 80 años después del asesinato de Companys, la «represión continúa». Ochenta años después la situación no ha cambiado tanto, ha señalado. «El fascismo está resurgiendo con fuerza y hay que combatirlo de cara», ha asegurado. «Ni un paso atrás», ha avisado. Aragonès ha exigido la amnistía para los presos del 'procés' y respeto al ejercicio de la autodeterminación. «Volveremos a vencer», ha señalado parafraseando al presidente fusilado. Desde las filas de ERC han trazado un paralelismo entre Companys y Oriol Junqueras: Companys fue condenado a un delito de rebelión por proclamar el estado catalán y Junqueras fue condenado a sedición por el 1-O. Y siguiendo con el paralelismo, desde las filas republicanas han recordado que Manuel Azaña amnistió a Companys en el 36 y ahora el Estado tendría que hacer lo mismo con los presos del 'procés'.

También ha intervenido en el acto el expresidente de la Generalitat, Quim Torra, de quien Aragonès ha dicho que es una víctima más de la represión. Hay que recordar, ha dicho Torra, «toda la historia de la represión de los demócratas que se enfrentaron al fascismo español». «No dejéis de luchar por la libertad de Cataluña», ha instado a los líderes independentistas. Torra participará esta tarde en un acto que el Govern celebrará en el Palau de la Generalitat de homenaje a Companys. En la ofrenda floral, han intervenido también el presidente del Parlament, Roger Torrent, la alcaldesa Ada Colau, así como representantes de ERC, JxCat, PSC, Comunes y el PDeCAT.

Tanto el presidente del Parlament como la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, han exigido al Estado que pida perdón formalmente por el asesinato del expresidente de la Generalitat durante la Segunda República. «No queremos venganza, queremos justicia», ha asegurado Torrent. «Nadie ha pedido perdón», ha insistido Budó. La portavoz ha denunciado que diez de los últimos doce presidentes de la Generalitat han sido juzgados, exiliados o fusilados.