Ángel Luis Ortiz. / R.C.

La Guardia Civil destapa contactos del Gobierno con el entorno de presos etarras

La investigación desvela que Interior anticipó los movimientos carcelarios a la izquierda abertzale desde la llegada de Sánchez a la Moncloa. PP y Vox piden la destitución de Marlaska por el «trato de favor» a los reclusos terroristas

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

El Ministerio del Interior mantuvo contactos al menos entre 2018 y 2019 con la izquierda abertzale y los colectivos de presos de ETA para tratar el futuro penitenciario de los reclusos terroristas e, incluso, anticipar a los internos los siguientes movimientos penitenciarios. Una investigación de los servicios de información de la Guardia Civil ha destapado que el Gobierno socialista, casi desde la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa en junio de 2018, se ha esmerado en mantener «contactos frecuentes» con el entorno más cercano de Arnaldo Otegi y sus colaboradores para tratar con ellos su política penitenciaria.

Todos los datos sobre la relación de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska, y la izquierda abertzale aparecen en un informe de más de 400 páginas que el instituto armado dirigió a la Audiencia Nacional el pasado verano y al que ha tenido acceso este periódico. En ese documento aparecen recogidas 28 conversaciones de WhatsApp de Antonio López Ruiz, 'Kubati', el asesino de 'Yoyes' y que hoy se encarga, entre otras labores, de la acogida de los presos etarras que salen de prisión y de su reinserción.

'Kubati', junto a otros dos miembros de la izquierda abertzale, fue detenido el 22 enero de 2020 en el marco de la investigación de la Audiencia Nacional sobre la organización de 'ongi etorri' -actos de bienvenida- a los reclusos excarcelados de ETA.

Mensajes recuperados

La Guardia Civil, tras su arresto, procedió al recuperar los mensajes borrados del terminal y ahí aparecieron las conversaciones con dos personajes claves en los contactos directos con el Ministerio del Interior: el exconsejero de Justicia del Ejecutivo vasco Joseba Azkarraga, que en la actualidad es responsable de Sare (la red de apoyo a los presos), y el parlamentario vasco de Bildu Julen Arzuaga.

Los investigadores infieren de varias conversaciones de 'Kubati' que «Joseba Azkarraga mantiene contacto frecuente con algún responsable de Instituciones Penitenciarias (IIPP)», ya que «en numerosos mensajes Joseba hacer referencia a esta persona como 'el de Madrid'». Es más, la Guardia Civil afirma que el actual responsable de la red de apoyo a los reclusos terroristas, «contacta (con ese alto responsable de Interior) tanto telefónicamente como personalmente a través de reuniones cuando se desplaza a Madrid, poniendo al corriente a 'Kubati' de toda la información que recibe de este individuo».

Los servicios antiterroristas del instituto armado apuntan a que ese alto responsable de Interior que trata con Azkarraga el futuro penitenciario de los etarras es el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz. De hecho, recogen en el informe un mensaje que Ortiz remitió a Azkarraga a principios de 2019 y que éste rebotó después al asesino de 'Yoyes'. En otro mensaje de WhatsApp, el responsable de prisiones anticipaba a Arzuaga, al que llama «estimado Julen», que el etarra Aitzol Gogorza iba a ser llevado al Hospital de Donostia.

Esta información del hombre de confianza de Marlaska acabó, a su vez, rebotada por 'Kubati' al entorno de Otegi; en concreto, a Rufi Etxeberria. No obstante, en otros muchos mensajes los tándem Azkarraga-'Kubati' o Arzuaga-'Kubati' anticipan otros muchos movimientos penitenciarios de Interior a otros destacados miembros de la izquierda abertzale como Joseba Permach, Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta o Sonia Jacinto.

Comisión de investigación

Los mensajes recibidos en el móvil de 'Kubati' y muchas veces reenviados por el exterrorista a terceras personas son de todo tipo. «Me llaman de Instituciones Penitenciarias para decirme que el juez ya ha firmado»; «Me envía el de Madrid un wasap»; «Pedirle a Ortiz que la cárcel de Zaballa acepte»; «el mensaje de hoy de Ortiz»; «el próximo martes tengo una nueva reunión con Ángel Luis. ¿Tenéis alguna cosa concreta?», son algunos de los mensajes incluidos en el documento de la Guardia Civil.

Este miércoles, tras conocer el contenido del informe, tanto el PP como Vox exigieron la dimisión de Marlaska. La portavoz parlamentaria de los populares, Cuca Gamarra, denunció el «trato de favor» y la «información privilegiada» del Gobierno «para mantener los votos de su socio, Bildu». Gamarra anunció que su grupo pedirá una comisión parlamentaria de investigación.

El líder de Vox, Santiago Abascal, aseguró que la Guardia Civil ha constatado «el PSOE está pagando a la banda terrorista ETA los favores por haberle llevado al poder» y que lo está haciendo «mediante la destrucción de las instituciones y pisoteando la memoria de sus compañeros y de todas las víctimas».