El Gobierno descarta retirar el título de rey emérito a Juan Carlos I

El Ejecutivo alega que este tratamiento honorífico está en línea con los precedentes históricos y la costumbre de otras monarquías

COLPISA

Cuando el 15 de marzo don Felipe emitió un comunicado en el que se desvinculaba de los negocios de su padre, renunciaba a la herencia que pudiera corresponderle y anunciaba que le retiraba la asignación anual de unos 200.000 euros se abrió el debate. Muchas fueron las voces que pidieron más contundencia con don Juan Carlos por los frentes judiciales que tiene abiertos. Varias fuerzas políticas no solo pusieron sus ojos en Zarzuela, sino también en Moncloa, entre ellas Compromís, que instó al Gobierno a retirarle a don Juan Carlos el título de rey emérito.

Pues bien, el Ejecutivo descarta tal posibilidad, alegando que este tratamiento honorífico está en línea con los precedentes históricos y la costumbre de otras monarquías. Así ha respondido a una pregunta escrita formulada por el senador de Compromís, Carles Mulet, en la que pedía saber si el Gobierno tenía pensado revocar este título honorífico y vitalicio que recibió Juan Carlos I tras su abdicación.

Una respuesta, por otra parte, que carece de fundamento porque a lo largo de la historia los monarcas que cedieron su corona antes de tiempo recibieron a partir de ese momento tratamientos diferentes. En otras casas reales europeas, por ejemplo, la reina Beatriz pasó a ser princesa tras su abdicación en 2013, mientras que Alberto de Bélgica sí mantuvo el título de rey.

El tratamiento honorífico que hoy se da a don Juan Carlos está recogido en un decreto aprobado durante el mandato de Mariano Rajoy, fecha en la que se produjo la abdicación del monarca y el nombramiento de Felipe VI como jefe del Estado.

Desde el pasado mes de agosto, el rey emérito se encuentra en Abu Dhabi después de su decisión de trasladar su residencia fuera de España empujado por algunas informaciones judiciales relacionadas con sus negocios de dudosa legalidad.