Vídeo | Selección de las mejores frases de Pedro Sánchez en el Senado

El Gobierno alivia a la gran industria al incluirla en el mecanismo ibérico

Sánchez permitirá limitar el precio del gas que usa la cogeneración, una medida reivindicada por el PP, en un debate con planes opuestos para afrontar la crisis energética

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Coinciden en las medidas que uno aplica –el Gobierno– y otro reclama –el PP–, pero al mismo tiempo contraponen sus modelos energéticos para afrontar la crisis derivada de Ucrania. Así es cómo el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder popular, Alberto Núñez Feijóo han confrontado en el Senado sus estrategias para afrontar la subida de precios eléctricos y del gas, incluso después de que Sánchez anunciara una nueva iniciativa en esta materia: la gran industria que utiliza la cogeneración (las centrales de las empresas que producen electricidad y calor al mismo tiempo) también se acogerá al tope ibérico por el que se limita el precio del gas.

El anuncio ha llegado dos meses y medio después de ponerse en marcha el mecanismo ibérico. Un tiempo en el que la industria de la cogeneración ha limitado al mínimo su producción energética, al verse desplazada del tope y ahogada por los elevados costes energéticos. De hecho, 400 de las 600 grandes fábricas han parado su actividad estos meses. «Calculamos que unas 300 podrán volver a arrancar», indica Javier Rodríguez, director general de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen) tras conocer esta decisión. La organización mostró su optimismo con una intervención que beneficiará a sectores como la cerámica, el ladrillo, la química, la papelera, el textil o los fertilizantes, abarcando todas ellas hasta un 20% del PIB industrial nacional.

El sistema eléctrico también debería notar el efecto. La producción de luz a través de la cogeneración se ha desplomado desde el 10% del mix eléctrico que aportaban hasta mediados de año, hasta apenas un 3% del total, según Red Eléctrica.

Al poder acogerse al tope ibérico, tendrán un precio de la luz más competitivo, aunque sea superior al que estaban pagando antes, como ocurre con el resto de consumidores del mercado eléctrico español, frente a unos costes disparados como los que se registran en toda Europa durante las últimas semanas. Al incrementar su producción, serán menos necesarios los ciclos combinados de gas (en agosto llegaron a aportar un 40% del mix), con lo que los precios se elevaban todavía más por la falta de lluvia y viento: eólicas e hidroeléctricas.

Renovables y nucleares

La medida de la cogeneración ya había sido también reclamada por el PP, como ocurrió con la rebaja del IVA del gas. Feijóo daba la bienvenida al anuncio realizado por el presidente del Gobierno ante la Cámara Alta de que las grandes industrias de cogeneración estarán temporalmente cubiertas por el tope al gas. «Si para algo ha valido la comparecencia, es para que usted vuelva a rectificar e incluya a la industria que utiliza la cogeneración en la rebaja del gas», apuntaba Feijóo.

El cara a cara ha servido para exponer sus distintas exposiciones energéticas. Feijóo ha planteado al Ejecutivo, en lugar de sancionar, premie con descuentos directos en el recibo a los consumidores, las familias y pymes que ahorren energía. Además, ha instado a premiar «con descuentos directos los recibos a los consumidores, familias y pymes que ahorran un 3, un 5 o un 20% la energía. No les incremente el recibo, bájeselo», indicó. Y enumeró otras propuestas incluidas en su plan, como ayudas para que no cierren las industrias, realizar una apuesta masiva por las renovables soslayando la burocracia o aprovechar todas las fuentes de energía, incluyendo nucleares.

En este sentido, Sánchez ha insistido en que no será necesario prolongar la vida de los reactores (el último se clausurará en 2035); apuesta por más renovables frente a los recortes aplicados por el Ejecutivo de Rajoy; y pide apoyo para el plan de contingencia, que contendrá más recomendaciones que obligaciones energéticas.