Borrar
El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán. EFE
La forense concluye que el tratamiento de cáncer de Griñán «desaconseja» su prisión

La forense concluye que el tratamiento de cáncer de Griñán «desaconseja» su prisión

Remite el informe definitivo al tribunal que juzgó los ERE fraudulentos, que decidirá la próxima semana si suspende la ejecución de la pena de seis años de cárcel tras consultar con la Fiscalía y la acusación del PP andaluz

Mateo Balín

Madrid

Viernes, 16 de junio 2023, 14:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El informe definitivo remitido al tribunal por el médico forense sobre el estado de salud del expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, aquejado de cáncer de próstata y condenado en firme a seis años de cárcel por la pieza política de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos, concluye que padecer «una enfermedad muy grave con padecimientos incurables» que hace «desaconsejable su ingreso en un centro penitenciario».

El informe fue elevado a la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, el órgano que juzga el 'caso de los ERE' y que ya ha dado traslado a las partes, Fiscalía Anticorrupción y acusación popular del PP, para que se pronuncien la próxima semana sobre la suspensión o no de la ejecución de la pena contra Griñán, que acaba de cumplir 77 años

La médico forense expone que «procede reiterar lo ya dicho en informes anteriores», toda vez que en su anterior documento indicaba que el tratamiento del cáncer que padece Griñán necesita «vigilancia estrecha» e insistía en que ello resulta «poco compatible con la vida en prisión». El tribunal pidió la semana pasada a la especialista un pronunciamiento definitivo sobre el tratamiento de la enfermedad y la estancia en un centro penitenciario, una vez se llevó a cabo la última revisión por el servicio de Oncología y, en su caso, un informe de urología.

La Sección ya aplazó la entrada en prisión de Griñán, prevista para el pasado mes de diciembre, hasta que concluyeran las sesiones de radioterapia, un extremo ya acontecido. En este sentido, la médico forense defiende en su nueva valoración que no había solicitado documentación de cada una de las revisiones médicas del expresidente de la Junta entre 2009 y 2013, sino «exclusivamente el resultado de la revisión médica» del 6 de junio en la unidad de oncología.

Dinámica carcelaria y riesgo en los traslados

En cualquier caso, el médico forense expone en su nuevo documento que Griñán padece «una enfermedad muy grave» y el hecho de que haya terminado las sesiones de radioterapia «no significa que el cáncer haya remitido», con lo que «no existen criterios médicos que hablar pueden de remisión del cáncer, una enfermedad incurable»; extremo que según reitera la forense «vuelve a hacer patente la dificultad de mantener una dinámica carcelaria».

La forense agrega que sobre «la posibilidad de compatibilizar el ingreso en prisión con el tratamiento médico», en su informe de fecha 28 de mayo ya dio «suficiente respuesta recordando que es la propia prisión la que dejó constancia de los problemas que se le plantean para el traslado al hospital de referencia de los penados, siendo los tratamientos en general externalizados».

Según la médico forense, en casos como este, más allá de los «cuidados médicos en prisión», es necesario «evitar entre otros el peligro de infecciones en personas con un sistema inmunológico deprimido y que pueden suponer riesgos vitales por la edad y la propia enfermedad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios