Alberto Núñez Feijóo, líder nacional del Partido Popular / EFE

Feijóo hace bandera de sus propuestas fiscales y energéticas para mostrar las contradicciones del Gobierno

El líder popular recuerda que el PSOE «fue el que eliminó el Impuesto sobre el Patrimonio para todos los españoles»

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, sigue cargando las tintas contra el Gobierno. Este martes, desde Roa (Burgos), ha destacado contradicciones en las que está incurriendo el Ejecutivo respaldando o aplicando propuestas del Partido Popular en algunas Comunidades Autónomas que después el PSOE y Unidas Podemos no ponen en marcha en el Consejo de Ministros o en el Congreso de los Diputados.

Feijóo ha señalado que el PSOE ha aprobado en el Gobierno del País Vasco del que forma parte con el PNV la deflactación del IRPF. Y también ha recordado que Podemos ha pedido la aplicación de esta medida en la Comunidad de Madrid. «Sólo falta que lo acepten para el conjunto de España», ha asegurado el líder nacional del PP, quien ha agradecido que los presidentes de comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular estén rebajando los tipos del tramo autonómico IRPF. Pero ha urgido a «complementar» esta medida con la rebaja del tramo estatal. A juicio del presidente del PP, «con el mayor incremento de la recaudación de la historia», «lo lógico es devolvérselo a los ciudadanos que han pagado de más por comprar lo mismo», en referencia a la fuerte inflación del 10,5% que se ha registrado en el mes de agosto.

También en relación con los impuestos, Feijóo ha rechazado las críticas de la oposición a la supresión de Patrimonio en Andalucía recordando que fue el PSOE el que eliminó este impuesto «en toda España» en el año 2008, «porque entonces eliminar impuestos era de izquierdas», ha ironizado. «El primer partido que eliminó Patrimonio fue el PSOE», ha insistido Feijóo, quien se ha justificado por no suprimir este tributo en Galicia durante su mandato: «Me comprometí a eliminarlo en esta legislatura; el año pasado lo bajamos un 25%».

En cuanto a la propuesta del ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, de centralizar los impuestos, Feijóo ha señalado que estas palabras «se compadecen mal» con el hecho de que «el presidente lo es porque tiene el apoyo de los independentistas, que quieren tener conciertos fiscales». «Debe aclararase el Partido Socialista. Entre lo que dicen y lo que hacen parecen gobiernos diametralmente opuestos», aseguraba el líder del PP.

Feijóo ha insistido en felicitarse por las bajadas de impuestos aplicadas por el Gobierno en la factura de la luz («copien, copien, y gobiernen para todos», ha lanzado el líder popular). En este sentido, ha reclamado que la bajada del IVA de la electricidad y del gas se extiendan hasta el final del invierno, no sólo hasta el 31 de diciembre.

«Tres modelos energéticos diferentes»

En materia energética, Feijóo, cuyo partido se reúne este jueves con la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, ha puesto de relieve los «tres modelos energéticos diferentes» que atribuye al Gobierno haber defendido en los últimos días. En primer lugar, ha atribuido a Teresa Ribera el deseo de cerrar las centrales térmicas, pero este lunes se conocía que la vicepresidenta tercera había aceptado no cerrar la central térmica de As Pontes y mantenerla activa al 50% ante la necesidad de recurrir a ella cuando la eólica y la fotovoltaica no funcionan.

A continuación, ha recordado cómo el PSOE ha prestado su apoyo a pedir la prórroga de la Central Nuclear de Almaraz, cuando «en Madrid» el Gobierno dice estar en contra de extender el periodo de funcionamiento de este tipo de plantas.

Y, por último, ha atribuido a Podemos la propuesta de que la excepción ibérica no la paguen los consumidores, sino que lo hagan las eléctricas, «lo que acredita que la estamos pagando los consumidores», ha asegurado Feijóo, haciendo valer su postura contraria a esta medida que arrancó el Gobierno de Pedro Sánchez, junto con el portugués, a la Comisión Europea.

El líder popular ha insistido, asimismo, en las que son sus últimas propuestas en materia económica. En primer lugar, «facilitar, conseguir y arbitrar un pacto de rentas entre los agentes sociales para lanzar un mensaje de seguridad» y que deje de «atacar a uno de los actores del diálogo social», en referencia velada a la patronal. En segundo lugar, la bajada del IVA de los productos básicos. Y, por último, la rebaja del IRPF para las rentas por debajo de los 40.000 euros para devolverles a los ciudadanos «lo que han pagado de más por comprar lo mismo». «Son medidas inaplazables en España», ha asegurado.