El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. / foto: EFE | Vídeo: Atlas

ERC presiona al Gobierno con enmiendas a los Presupuestos por la Ley Audiovisual

Los republicanos consideran «insuficiente» la propuesta del PSOE y vinculan de nuevo la negociación a la aprobación de las Cuentas Públicas

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

A Esquerra le sigue pareciendo «insuficiente para proteger el catalán» el proyecto de Ley Audiovisual aprobado la semana pasada en el Consejo de Ministros. Pese a que la semana pasada desvincularon la negociación de la futura norma de la de los Presupuestos Generales del Estado, este jueves los republicanos presentaron en el Senado varias enmiendas a las Cuentas. Los soberanistas recordaron además al Gobierno que la aprobación de estas siguen en el aire porque su apoyo «no está garantizado».

«Nuestra intención es que el Gobierno de respuesta a las demandas de Esquerra para garantizar derechos a los catalanes, así como proteger las lenguas minoritarias; y hasta ahora no ha sido así», lamentó la portavoz de ERC en el Senado, Mirella Cortés.

Las enmiendas presentadas son de ámbito territorial y afectarían a inversiones en el Bages, el Delta del Ebro, el Maresme, el Tarragonès o Lleida, entre otros, así como una cláusula de cumplimiento de las inversiones previstas y la incorporación de un fondo covid de 13.000 millones de euros.

Lo cierto es que desde Esquerra presumen de seguir usando «nuestra fuerza negociadora» como medida de presión para arrastrar al Ejecutivo a sus posiciones. Fuentes del grupo parlamentario republicano consideran que el PSOE«se comprometió a aprobar la ley solo con Esquerra», pero insisten que no aprobarán un texto que no de «una buena respuesta a la actual situación de marginación del catalán en las plataformas audiovisuales». Añaden, eso sí, que hay margen de negociación tanto en la tramitación de esta ley como en el marco de los Presupuestos.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, reconocía que el acuerdo con ERC no estaba zanjado y que ambas formaciones trabajaban «con intensidad». Ahora la norma vuelve a estar vinculada a los Presupuestos, que podrían retrasarse si el Senado