Borrar
Salvador Illa comparece en el Congreso. EFE
'Caso Koldo'

Illa reconoce que habló en una ocasión con Koldo pero lo remitió a los técnicos

El PP asegura que «la justicia le pisa los talones» al ex ministro de Sanidad y le acusa de mentir sobre su relación con la trama del ex asesor de Ábalos

Ander Azpiroz

Lunes, 22 de abril 2024, 14:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Salvador Illa compareció este lunes en el Congreso en la primera jornada de la comisión de investigación por las irrgularidades en la compra de material sanitario durante la pandemia, a la que han sido citadas 134 personas entre políticos, expertos sanitarios y hasta periodistas.

El exministro de Sanidad defendió su gestión frente a las acusaciones del PP que calificó sus palabras de «un bonito relato» que, sin embargo, no explica las estafas que se produjeron durante la pandemia.

Illa reveló que se encontró en una ocasión con Koldo García en el Ministerio pero que se limitó a remitirlo a los técnicos de Sanidad. «La prueba es que no se compró nada a Soluciones de Gestión», en referencia a la empresa del ex asesor de José Luis Ábalos y sus socios para llevarse las mordidas millonarias por la venta de material defectuoso a distintas administraciones públicas. Y, añadió, conoció la supuesta trama corrupta cuando la desvelaron los medios de comunicación. «No recibieron ni un euro del Ministerio», concluyó el candidato del PSC en relación a Koldo. A la misma hora, Víctor Francos, ex jefe de gabinete de Illa en Sanidad reconoció en la comisión paralela en el Senado que se reunió en tres ocasiones con el asesor del ex ministro de Fomento, la primera a instancias de su superior.

Lo que sí admitió Illa es que en los peores momentos de la pandemia llegaron ofertas de «muchos oportunistas y advenedizos», por lo que su departamento creó un sistema de filtros para analizar los precios y la calidad del material que se ofertaba. «Hubo gente, unos pocos, que se aprovecharon de aquella situación», añadió.

El primer mal trago para Illa llegó ante el acoso de Elías Bendodo, dirigente del Partido Popular. Bendodo se aplicó a fondo durante su turno de preguntas. «La justicia le pisa los talones» o «usted miente», espetó al ex ministro antes de apuntar que Sanidad compró un lote de respiradores similar a otro de la Comunidad de Madrid que tuvo un sobrecoste del 30%.

La intervención del portavoz del PSOE en la comisión fue, por razones obvias, la parte de la comparecencia más plácida para ex ministro. El socialista Juan Antonio González anticipó la batalla futura que se librará en esta comisión a cuenta de las compras realizadas por la administración de Isabel Díaz Ayuso. A la pregunta de su partido sobre si tiene datos comparativos sobre las compras de su Ministerio y las de la Comunidad de Madrid, Illa señaló que por los 0,41 céntimos de media que le costaron a Sanidad las mascarillas quirúrgicas la comunidad que preside la baronesa del PP pagó 0,82. La diferencia, según añadió, fue más abultada en el caso de las mascarillas FFP2: 2,29 euros para la administración central y 4,91 para la autonómica.

Estos datos llamaron la atención al portavoz de Vox que en su turno de palabra requirió al dirigente del PSC que revelará si el grupo socialista le había filtrado sus preguntas. «Le han hecho un traje a la medida», ironizó el diputado Carlos Flores.

Ataques de ERC y Junts

La comparecencia de Illa se celebró cuatro días antes de que empiece la campaña electoral en Cataluña, en la que parte como favorito. Sus adversarios de cara a los comicios del 12 de mayo no piensan desperdiciar la ocasión para tratar de desgastar a su rival a batir.

«¿Cómo es posible que el chófer de un ministro llegará a vender material sanitario durante una pandemia?», preguntó el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián. «Eso se lo debe preguntar a quien lo contrató», respondió el ex ministro. Rufián, que interrumpió una y otra vez al compareciente en un diálogo de alto voltaje, trató de situar a Illa en el centro de las compras de todo el material sanitario. El portavoz independentista reconoció que en aquel momento «se habría podido comprar mascarillas a Bin Laden, pero luego habría que haberle pedido explicaciones por el timo». Rufián concluyó asegurando que el candidato del PSC está inhabilitado para ejercer un cargo público.

No menos dura fue Miriam Nogueras. La portavoz de Junts aseguró que la actuación de Illa frente a la pandemia fue una de las más negligentes a nivel mundial. «Mi gestión fue decente y eficaz», concluyó el ex titular de Sanidad y ahora candidato a las elecciones catalanas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios