Inés Arrimadas. / ep

Ciudadanos apuesta por un modelo bicéfalo con una dirección orgánica y otra política

Sobre el secretario general recaerá el reparto de las tareas orgánicas y no podrá presentarse a las elecciones, y habrá un portavoz nacional, con responsabilidad de la acción política

EP

Ciudadanos ha aprobado este viernes por unanimidad el cambio de su estructura con un modelo bicéfalo que separa las funciones orgánicas de las políticas a través de un 'ticket' formado por un secretario general, sobre el que recaería el reparto de las tareas orgánicas y no podría presentarse a las elecciones, y un portavoz nacional, con responsabilidad de la acción política. Ambos cargos se deberán presentar juntos encabezando la candidatura que debe ser refrendada en la próxima asamblea del partido prevista para 2023.

De esta manera, la formación naranja da luz verde a una bicefalia para que el partido se divida en dos direcciones, al estilo del PNV: una orgánica y otra política. Así, desaparecería la presidencia e Inés Arrimadas, que solo lideraría la parte política, sería candidata a las elecciones.

El acuerdo se ha adoptado en la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos que ha empezado a las 16.00 horas y ha concluido cerca de las 21.00 horas. En el encuentro, el Comité Nacional, los miembros del Equipo para la Refundación y los miembros de la Ponencia de Estatutos designados por el Comité Ejecutivo, que han asistido a la cita en calidad de invitados, han debatido sobre propuestas de organización de Ciudadanos, recogidas entre sugerencias de militantes, que ayuden a mejorar las perspectivas en el ciclo electoral que se avecina el próximo año.

En un comunicado, el partido ha informado que la Ejecutiva ha llegado a un «acuerdo unánime» en los puntos que quedaban abiertos en el documento entregado por parte de los miembros de la Ponencia.

En este sentido, se ha aprobado separar las funciones orgánicas del partido de las políticas a través de un 'ticket' formado por un portavoz nacional, sobre quien recaería la responsabilidad de la acción política, y un secretario general, encargado de las tareas orgánicas y que tendría un cargo «incompatible» con el hecho de presentar su candidatura a las primarias para la presidencia del Gobierno de España mientras dure su mandato o en los siguientes seis meses. Tampoco podrá compaginar esta labor con un cargo público.

Según ha establecido Ciudadanos, las decisiones políticas se tomarán en el Comité Nacional, integrado por el Comité Permanente más sus miembros natos, del que además se ha acordado «incrementar el número de personas respecto a la propuesta estatutaria inicial». Además, la formación presidida por Inés Arrimadas se ha comprometido a «no reducir el número de integrantes del Consejo General» y a aumentar el poder de participación territorial y de los comités autonómicos «en la toma de decisiones en el territorio».