El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès / Efe

Cataluña celebra Sant Jordi sin discurso institucional por la ausencia de presidente

ERC y Junts siguen sin ponerse de acuerdo a un mes de que expire el plazo para la investidura

CRISTIAN REINO Barcelona

Después de que el año pasado Sant Jordi estuviera marcado por la pandemia, que había estallado con fuerza un mes antes, Cataluña recupera este año la celebración de su patrón, en el que por primera vez no habrá discurso institucional del presidente de la Generalitat. No lo habrá, porque más de dos meses después de las elecciones del 14-F, ERC y Junts siguen sin ponerse de acuerdo para sacar adelante la investidura de Pere Aragonès, que ya ha perdido dos intentos de salir elegido jefe del Ejecutivo catalán.

Con la llegada de Sant Jordi, empieza la cuenta atrás del ultimátum que días atrás lanzó ERC a Junts. Los republicanos reclamaron a los junteros un pacto para la investidura entre el 23 de abril y el 1 de mayo. Fue un ultimátum a medias, porque Esquerra no aclaró qué consecuencias contempla si antes del día del trabajador no hay investidura de Aragonès. Junts rechazó darse prisa con las fechas, pero sí admitió que las conversaciones avanzan. Los postconvergentes han descartado nuevas elecciones pero sí se proponen apurar los plazos hasta el límite, fijado en el 26 de mayo, que es cuando expiraría de forma automática la legislatura. Creen que cuanto más se acerque la fecha tope, ERC hará más concesiones. De momento, la presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs, no ha avanzado cuándo podría iniciar una nueva ronda de contactos para proponer un nuevo candidato a la presidencia. Hay dos aspirantes, Aragonès y Salvador Illa, y con toda seguridad se decantará por el republicano aunque falta por ver si lo hará de nuevo sin que ERC y Junts hayan cerrado aún el pacto para la investidura.

En consecuencia, el Govern recupera el día de Sant Jordi «presencial», con actos cívicos y culturales en toda Cataluña. Tanto el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, como la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, el de Acción Exterior, Bernat Solé, y la de Cultura, Ángeles Ponsa, tienen agenda oficial por la festividad. Pero no habrá el tradicional discurso institucional del jefe del Ejecutivo.

Tras el cese de Quim Torra, en el mes de septiembre, Junts y ERC pactaron no investir a ningún presidente como sustituto y acordaron que el vicepresidente Pere Aragonès asumiera las funciones de presidente. El dirigente republicano sigue como máximo dirigente del Govern, pero tal y com acordaron los partidos secesionistas, ni tiene despacho en el Palau de la Generalitat, ni pronunció discurso de fin de año ni lo hará mañana.

Sant Jordi estará marcado, además, desde el punto de vista del independentismo, por una amplia presencia de presos del 'procés' en los puestos de venta de libros, firmando ejemplares. La mitad de ellos han confirmado su presencia en las calles de Barcelona, aprovechando permisos penitenciarios. Así, Jordi Cuixart, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn saldrán mañana de la cárcel. Semanas atrás, el juez de vigilancia penitenciaria les revocó el tercer grado concedido por la Generalitat.