Casado mantiene las distancias con Garamendi

El líder del PP critica ante el presidente de la CEOE el pacto de las pensiones, en su primer reencuentro tras la polémica por los indultos

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

«Si las cosas se normalizan, bienvenidos sean». Las palabras del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, sobre los indultos a los líderes del 'procés' marcaron un punto de inflexión en la relación del PP con la patronal. La sintonía que siempre han mantenido las organizaciones empresariales con la formación conservadora se vio empañada con una polémica que el propio Garamendi se ha esforzado en zanjar desde entonces en cada una de sus apariciones públicas pero que aún escuece en Génova.

En la dirección del PP siguen viendo como una traición el respaldo lo que Pablo Casado vivió en la reunión anual del Círculo de Economía en Barcelona cuando se quedó solo en su rechazo total a la medida de gracia y aún no han enterrado el hacha de guerra. Así se lo ha hecho saber el líder de los populares al máximo jefe de la CEOE durante su reencuentro este jueves en un acto organizado por ATA en el que ha tachado de «gran error»el pacto al que ha llegado CEOEla patronal con los sindicatos y el Ejecutivo para la reforma de las pensiones. «Ya está bien de que nos tomen el pelo», ha aseverado.

Casado ha denunciado el «uso tóxico de propaganda de comunicación» que a su juicio está desarrollando la Moncloa, haciendo a las organizaciones retratarse «con un logotipo oficial o en un entorno propagandístico», mientras «el Parlamento no tiene nada que ver». «Lo que está haciendo el Gobierno es decirles a los jóvenes que no van a cobrar pensión y decirles a los pensionistas que le voten y que cuando tenga un problema de sostenibilidad de las pensiones se las congelará», una vez que ya le hayan votado.

Estrechar lazos

Garamendi ha querido volver a estrechar lazos con el principal partido de la oposición y ha insistido en que desde la CEOE «siempre vamos a defender las empresas, los empresarios y los autónomos, con sentido de Estado». «Defendemos la Constitución, el Estado de derecho, la ley, el imperio de la ley y la monarquía parlamentaria. Lo decimos siempre, pero creo que hay que seguir diciéndolo», ha aseverado.

El máximo jefe de la patronal ha ofrecido a Casado «colaboración», antes de desearle «lo mejor» porque la «alternancia política es buena cuando toque». «Sabe que siempre tenemos una actitud y una línea de confianza muy importante, que vamos a seguir teniéndola como siempre», ha añadido.

Pero Casado no ha recogido el guante y se ha limitado a agradecer a Garamendi su «labor en favor de los empresarios». Y, a continuación, ha vuelto a cargar contra los indultos incidiendo en que «igual que un empresario tiene que la multa si hay una inspección de hacienda, y no se le indulta, a un delincuente que ha dado un golpe al estado en su propio país, tampoco se le indulta en contra del tribunal sentenciador».