La presidenta del Parlament, Laura Borràs, en las inmediaciones de la Avenida Meridiana. / ep

ERC carga contra Borràs por «ir en contra del Govern», cortando la Meridiana

Junts evita salir en defensa de la Presidenta del Parlament

CRISTIAN REINO Barcelona

La presencia de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en el corte de la Meridiana de Barcelona, el sábado pasado, desobedeciendo una orden emitida por la Consejería del Interior del Govern catalán, que prohibió la concentración, ha abierto un nuevo cisma en el independentismo y entre los dos socios del Gobierno catalán. ERC y el consejero del Interior, Joan Ignasi Elena, han cargado este lunes contra la dirigente de Junts, el día en que se cumple el primer aniversario del 14-F, en que el secesionismo superó por primera vez el 50% de los votos. Pere Aragonès pronuncia esta tarde una conferencia para celebrar la efeméride.

Esquerra ha acusado a la presldenta del Parlament de actuar «en contra del Govern» y ante la pregunta de si debería dimitir, la secretaria general adjunta, Marta Vilalta, ha evitado la respuesta, sin llegar a descartarlo. Los republicanos han reclamado a Borràs que actúe con «responsabilidad». «Es sorprendente que participe en una manifestación que iba contra el Govern», según ha asegurado Vilalta tras la ejecutiva del partido. Para la dirigente de Esquerra, la manera de «prestigiar la instituciones» es actuando con «responsabilidad pública y política». En la misma línea, el consejero del Interior, ha criticado la participación de Borràs, junto a varios centenares de radicales, en el corte de tráfico. «Me sorprendió у y me contrarió que Laura Borràs participara en el corte de La Meridiana. Es un error porque es la presidenta del Parlament», ha señalado en Catalunya Ràdio.

Su departamento, más de dos años después, decidió la semana pasada prohibir los cortes de tráfico de la plataforma Meridiana Resiste, instando a este colectivo a mantener las protestas en una plaza donde no se moleste al tráfico. Este grupo nacionalista, que empezó sus protestas en octubre de 2019, como rechazo a la sentencia contra los líderes del 'procés', avisó a Interior de que no acataría su orden y que seguiría interrumpiendo el tráfico. Lo hizo el sábado, con la presencia de Borràs, lo repitió el domingo y ha anunciado que lo seguirá haciendo de forma indefinida contra la decisión del que califican como «Gobierno de Vichy» de Cataluña.

Ciudadanos y el PP ya pidieron la dimisión de Borràs el sábado por la noche, tras aparecer junto a varios centenares de radicales, entre ellos uno de los fundadores de Terra Lliure. El PSC, mientras, ha exigido «consecuencias». La presidenta de la Cámara catalana ha convocado para este lunes, de forma excepcional, una reunión de la junta de portavoces, donde quiere trasladar a los grupos su versión del caso Juvillà, el dirigente de la CUP condenado a una pena de inhabilitación y a quien la Cámara catalana ha retirado el escaño por orden de la Junta Electoral. De hecho, la interpretación que han hecho buena parte de los grupos de la oposición sobre la participación de la líder nacionalista en el corte de la Meridiana tiene que ver con un intento por restañar heridas ante la parroquia nacionalista, tras haber obedecido a la Junta Electoral.

Borràs se ha quedado sola en su formación, pues hasta la fecha ninguno de los principales dirigentes del partido de Puigdemont ha salido públicamente a defenderla. Junts suele celebrar una rueda de prensa todos los lunes tras la reunión de la ejecutiva semanal, pero esta mañana ha cancelado la comparecencia ante los medios. Fuentes del partido han atribuido la suspensión de la rueda de prensa a que la vicepresidenta y portavoz, Elsa Artadi, tenía que intervenir en la junta de portavoces convocada en la Cámara catalana.