La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, junto a Yolanda Díaz, este martes en el Congreso. / R. C.

Calviño pide a Feijóo «orden» en las comunidades del PP por los impuestos

La vicepresidenta económica considera que la «carrera de rebajas fiscales» es «desordenada y destructiva» para la economía

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Solo faltaba por pronunciarse al hilo del goteo de rebajas fiscales anunciadas estos días por Andalucía, Madrid o Murcia a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien ha instado al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo a «poner orden» en los gobiernos regionales que se encuentran en manos de su partido. A su juicio, el anuncio de estas medidas tributarias «da sensación de desorden y falta de responsabilidad» en un contexto de crisis como el que vive la economía española. «¿Hay alguien al mando?», se ha preguntado en referencia al liderazgo del PP.

Calviño, que ha comparecido tras la reunión mantenida este martes con buena parte del Ejecutivo, los líderes de la patronal (CEOE y Cepyme), así como con los sindicatos mayoritarios (CC OO y UGT) para abordar el pacto de rentas y la situación económica, ha aprovechado para pronunciarse tras los anuncios de la práctica supresión del Impuesto del Patrimonio andaluz, o la deflactación del IRPF este mismo martes en Murcia. Considera que estas comunidades populares «se han embarcado en una carrera que no atiende a la responsabilidad fiscal y al alto endeudamiento de muchas de estas regiones, ni a su deseo de tener cada vez más recursos del Estado», en referencia a las peticiones de muchos gobiernos regionales para mejorar su financiación autonómica procedente de la Administración Central.

Considera la vicepresidenta que los anuncios realizados hasta ahora, sobre todo por el presidente andaluz, Juanma Moreno, suponen «una rebaja de impuestos de las grandes fortunas en lugar de la orientación de bajar impuestos que afectan y benefician al conjunto de la ciudadanía», como, a su juicio, hace el Gobierno. . Hay alguien al mando? Feijoo debería poner orden porque da sensación de desorden y falta de responsabilidad teniendo en cuenta el momento delicado de la sitaución económica del país, que afecta a la clase media.

Por otra parte, los agentes sociales han dado el pistoletazo de salida a la negociación del pacto de rentas que el Ejecutivo venía pidiendo a empresarios y sindicatos durante todo el verano. Las conversaciones se prevén largas e intensas durante las próximas semanas. La vicepresidenta ha visto «responsabilidad» por parte de los agentes sociales, pero el acuerdo final se atisba aún lejano, por las diferencias en las posiciones de sindicatos y empresarios.

En lo que respecta al Gobierno, asumirá su parte relacionada con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), así como con el alza de los sueldos de los funcionarios. Dos cuestiones que deberá decidir Moncloa antes de final de año. En lo que no entra el Ejecutivo es en incluir en esa negociación la revalorización de las pensiones. El Gobierno aplicará la subida que corresponda -se calcula con la inflación media de noviembre de 2021 a noviembre de 2022-, a todas las prestaciones, sin distinción. Aunque el coste extra puede suponer un gasto de entre 13.000 y 15.000 millones de euros para el próximo ejercicio.