El presidente Pedro Sánchez (izquierda) y el canciller Olaf Scholz, durante el encuentro que mantuvieron el 30 de agosto en la localidad alemana de Meseberg. / t. schwarz / afp

Alemania busca implicar a España en la construcción de un escudo antimisiles europeo

El Gobierno niega, en plena polémica con Podemos por el gasto en Defensa, que haya una propuesta formal y que el asunto forme parte de los asuntos a tratar de manera oficial en la cumbre bilateral que este miércoles se celebra en La Coruña

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERAS Madrid

El canciller alemán, Olan Scholz, es partidario de crear un sistema de defensa aérea europeo que permita hacer frente a la amenaza rusa y está dispuesto a que su país lidere la iniciativa, según anunció el pasado 29 de agosto en Praga. No obstante, aún busca aliados entre los socios europeos. España puede ser uno de ellos y el asunto planeará sobre la Reunión de Alto Nivel que los dos países celebran este miércoles en La Coruña, la primera en casi una década. El asunto es delicado para el Gobierno de coalición, que esta semana ha visto recrudecer las tensiones por el compromiso de Pedro Sánchez de aumentar un 2% el gasto en Defensa hasta 2028 plasmado ya en los Presupuestos de 2023.

En la Moncloa niegan por el momento que la cuestión vaya a estar oficialmente sobre la mesa y aseguran que no forma parte de la documentación que las últimas semanas se han intercambiado ambos países para preparar la cumbre bilateral. Sin embargo, la embajadora alemana en Madrid, María Margarete Gosse, admitió el martes por la noche en la cadena Ser que «seguramente» la cuestión será abordada por su país y que ya ha habido dos reuniones en Berlín, aunque no a alto nivel. «Estamos sondeando», dijo después de que 'El Confidencial' y 'El País' publicaran sendas informaciones sobre los planes de Scholz.

El pasado marzo, apenas un mes después del inicio de la invasión rusa en Ucrania, el canciller alemán ya advirtió de que España debería tener un sistema defensivo similar al Iron Dome o el Arrow 3 israelí. «Debemos ser conscientes -dijo- de que tenemos un vecino que está dispuesto a usar la violencia para hacer cumplir sus intereses». A mediados de septiembre, el primer ministro de Israel, Yair Lapid, confirmó que la adquisición de ese sistema que permite interceptar misiles fuera de la atmósfera se estaba ya negociando.

Otros objetivos

En el Ministerio de Defensa insisten, en todo caso, que hasta el momento, Alemania no se ha dirigido a España para sugerirle su participación, si bien, no descartan que el tema pueda acabarse planteando. Los objetivos del Gobierno en la cumbre hispano-alemana son otros. Sánchez pretende que Scholz respalde la propuesta de limitar el precio del gas en toda Europa, algo a lo que hasta ahora se muestra reticente. También quiere que el encuentro sirva para reafirmar la apuesta de ambos países por el aumento de las interconexiones de gas entre la Península Ibérica y el resto de Europa, frente al rechazo francés, y para discutir sobre la modificación de las reglas de gasto de la UE una vez se levante la suspensión en vigor desde la pandemia.

En la cita participarán las tres vicepresidentas -la ministra de Economía, Nadia Calviño; la de Trabajo, Yolanda Díaz, y la de Transición Energética, Teresa Ribera-, además de los ministros de Exteriores, José Manuel Albares; Defensa, Margarita Robles; Industria, Reyes Maroto; Agricultura, Luis Planas y Universidades, Joan Subirats. Está previsto que al final de la reunión se firmen varios acuerdos en materia sociolaboral y también una declaración de intenciones sobre educación superior y formación.