La Policía copa la novena semana del juicio, con agentes que actuaron el 1-O

08/04/2019

La Policía Nacional monopolizará a partir de este martes la novena semana del juicio a la cúpula del "procés" en el Tribunal Supremo, donde testificarán una treintena de agentes sobre el 1-O, entre ellos los que instruyeron las actas sobre las incidencias de ese día en los diez distritos de Barcelona.

Será una semana en la que el tribunal presidido por Manuel Marchena escuchará a funcionarios de la Policía Nacional, como ocurrirá también en la siguiente, antes de la breve pausa de Semana Santa, tras la cual se ha programado otra testifical con políticos, entre ellos los consellers que abandonaron el Govern dos meses antes del 1-O.

La única excepción serán los nueve agentes de la Guardia Civil citados para mañana, porque su declaración quedó pendiente el jueves de la pasada semana.

Además de estos nueve guardia civiles, para mañana martes está fijada la declaración de nueve agentes de la Policía Nacional, entre ellos el instructor del informe-resumen sobre las diez actas que el cuerpo levantó por cada uno de los diez distritos de Barcelona sobre su intervención el día del referéndum.

También están citados mañana los instructores del informe sobre la intervención policial en el distrito uno de Barcelona (Ciutat Vella), dos (Eixample) y tres (Sants-Monjuic), así como cinco agentes para que relaten los incidentes que vivieron "in situ".

Para el miércoles, el tribunal ha fijado por la mañana la testifical del instructor del acta de las incidencias en el distrito cuarto de Barcelona (Les Corts) y el del quinto (Sarrià-Sant Gervasi), así como otros cinco agentes que intervinieron en puntos de votación, para exponer su versión sobre lo ocurrido el 1-O en la capital catalana.

Por la tarde, el tribunal interrogará a otro policía que actuó el 1-O y al instructor del acta policial sobre el distrito sexto, el de Gracia.

Siguiendo con el calendario previsto, para el jueves 11 de abril el tribunal oirá la testifical de los instructores de las actas del distrito séptimo (Horta-Guinardó), octavo (Nou Barris), noveno (Sant Andreu) y décimo (Sant Martí).

Para la mañana de ese día también se ha programado la testifical de otros seis agentes de la Policía Nacional, con el objetivo de que expongan su versión sobre los incidentes que tuvieron que afrontar cuando acudieron a requisar urnas y papeletas en los puntos de votación del referéndum ilegal.

En la última sesión prevista para esta semana, el jueves por la tarde el tribunal ha citado a dos policías para que relaten los incidentes que vieron en la provincia de Girona, a otros dos relacionados con el dispositivo en Lleida y a otro policía que también intervino para evitar la votación.

Por las cargas de la Policía Nacional el 1-O en Barcelona, el titular del juzgado de instrucción número 7 de la capital catalana mantiene imputados a una cuarentena de agentes, en una causa en que la Fiscalía y la Abogacía del Estado han pedido que se impute también a alguno de los activistas concentrados frente a los puntos de votación.

De hecho, para la próxima semana el Supremo ha fijado la testifical de agentes de la Policía Nacional que intervinieron en varios de los puntos más conflictivos el 1-O en Barcelona, como la Escola Mediterrània, la Ramon Llull y el Pau Claris, y de otros que lo hicieron en colegios de Tarragona, Lleida y Girona.

La semana pasada fue el turno para los agentes de la Guardia Civil, muchos de ellos heridos el 1-O, que rebatieron el relato pacífico de cánticos, manos en alto y resistencia pasiva que trataron de probar las defensas en sus interrogatorios.

Según los agentes, si los activistas en los puntos de votación mantenían las manos en alto, les "daban patadas por lo bajo", más que gritos de "som gent de pau" escuchaban insultos y amenazas de muerte y les trataron de arrebatar los escudos, en algún caso las armas, les arrojaron piedras, sillas metálicas y les dieron patadas en la cabeza, cabezazos, patadas y golpes, como si hubiesen leído un "manual de guerrilla urbana".