La continua llegada de inmigrantes desborda los centros en Andalucía

26/07/2018

La masiva llegada de inmigrantes a las costas andaluzas ha continuado este jueves, cuando Salvamento Marítimo ha rescatado a otros 296 en el estrecho de Gibraltar y un centenar en el mar de Alborán, con lo que los dispositivos de atención se mantienen al borde del colapso.

ETIQUETAS:

Efe / Algeciras (Cádiz)

Por tercer día consecutivo las cubiertas de los barcos de Salvamento Marítimo han tenido también que convertirse en improvisados centros de recepción, donde los inmigrantes tienen que aguardar, desde horas a toda la noche, a la espera de poder desembarcar en los puertos.

Unos 190 inmigrantes han pernoctado en el buque María Zambrano y otros 160 en una Salvamar de Salvamento Marítimo, ambos en el puerto de Algeciras.

Otros han tenido que esperar horas en otras embarcaciones de Salvamento Marítimo, en puertos como el de Tarifa, a la espera de que Cruz Roja, que les dan la primera asistencia al desembarcar, y la Policía, que se encarga después de identificarles y abrir sus expedientes por infracción a la Ley de Extranjería, pudieran atenderles.

La saturación de la Comisaría de Policía Nacional de Algeciras y del Pabellón deportivo de la ciudad Andrés Mateo, habilitado para que la Policía pueda hacer los trámites y que alberga a unos 300 inmigrantes, es continua, ya que según salen unos inmigrantes, entran otros nuevos.

Igual ocurre con los pabellones municipales de Jerez de la Frontera (con una capacidad para 200 personas) y Cádiz (con capacidad para unos 150), que han sido cedidos para que Cruz Roja de atención humanitaria durante unos días a los inmigrantes una vez que han concluido los trámites policiales y continúan sus procesos migratorios.

Los servicios no se desatascan porque, en la últimas semanas, son cerca de una media de 400 inmigrantes nuevos los que llegan a las costas andaluzas diariamente.

Aumento

El buen tiempo y la buena mar son uno de los factores que empujan esta gran oleada de inmigración que ha hecho que las cifras de rescate de inmigrantes en pateras sean ya muy superiores a las que se dieron en todo el 2017 (hasta el pasado 23 de julio Salvamento Marítimo había rescatado a 19.043 inmigrantes, 2.365 más que en todo el año pasado).

La continua llegada de inmigrantes desborda los centros en Andalucía

El Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE), con 300 literas, un comedor para atender a 124 personas y ocho tiendas con duchas, que el Gobierno está instalando en el área portuaria de Algeciras, podría estar preparado para entrar en funcionamiento a principios del mes de agosto.

Pero, según fuentes del dispositivo de asistencia, este recurso extraordinario que se está instalando con la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME), podría quedar también saturado en unos días, si el ritmo de llegada de inmigrantes continúa.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, reconoció este jueves que los dispositivos de acogida a inmigrantes se han visto "desbordados" y ha detallado que se trabaja en un plan de choque para reforzarlos y para ayudar a las ONG que trabajan sobre el terreno.

Apooyo, emergencia y responsabilidad compartida

"Cuando no se toman medidas a tiempo, después hay que adoptarlas de emergencia", ha advertido la ministra de Trabajo, en referencia a la falta de previsión con la que se afronta la masiva llegada de inmigrantes.

Valerio ha recalcado que la inmigración es una cuestión europea y que los países de tránsito deben tener "un plus de apoyo".

También la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha vuelto a reclamar una "política de responsabilidad compartida" por las comunidades autónomas y la Unión Europea para hacer frente a la situación.

Susana Díaz ha señalado que Andalucía ha hecho "un esfuerzo muy importante" creando 700 plazas más en los centros de menores no acompañados, que son competencia de la administración autonómica, y ha puesto de relieve el "importante esfuerzo" que también están desarrollando los ayuntamientos de la zona ante "una competencia que ni siquiera es suya".

"El Gobierno debe poner más medios humanos y materiales para atender a estas personas", ha insistido tras lamentar que desde el pasado enero se supiera que la presión migratoria "iba a ser muy grande" este verano, como así está siendo.