El PSOE no teme a la abstención y el PP pide un centro-derecha unido

19/09/2019

El PSOE afronta las próximas elecciones del 10 de noviembre sin miedo a un aumento de la abstención, a un castigo de los votantes progresistas desencantados con la falta de entendimiento de la izquierda ni tampoco al efecto que tendría un hipotético paso de Íñigo Errejón a la batalla política nacional.

"Cuando uno va a las elecciones, no tiene que tener miedo a nada, porque, en definitiva, lo que busca es la confianza de la gente". Ésta ha sido la respuesta del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que tiene claro que a quien tienen que castigar los ciudadanos es a los partidos que no han aceptado el resultado de las elecciones de abril y han bloqueado el Gobierno socialista.

Tampoco tiene miedo el PSOE al efecto electoral que tendría para los socialistas si Íñigo Errejón y su plataforma, Más Madrid, decide concurrir a las generales.

"Que se presente quien quiera, las elecciones están para eso", ha asegurado Ábalos, que ha insistido en que el espacio que vienen a representar los de Errejón es fruto de una ruptura con Podemos, por lo que a quien tendría que preocupar es al partido de Pablo Iglesias.

El PSOE no teme a la abstención y el PP pide un centro-derecha unido

De todos modos, Podemos tampoco se da por aludido. La portavoz en el Congreso, Irene Montero, ha dicho que no le da miedo que Más Madrid concurra a las elecciones porque a su formación le preocupan "las cosas serias y no la democracia".

Pese a ello, el espacio electoral cercano a Podemos sigue en movimiento.

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ya ha manifestado su deseo de que Adelante Andalucía tenga representación propia en el Congreso para "poner sobre la mesa" los asuntos de los andaluces.

También desde Compromís, su diputado Joan Baldoví se ha mostrado dispuesto a articular un pacto electoral con el partido de Íñigo Errejón si finalmente éste se decide a concurrir el 10 de noviembre.

No obstante, tampoco cierra la puerta a presentarse con Podemos si la formación de Pablo Iglesias "formaliza una oferta".

En este ambiente, Pablo Iglesias ha convocado para el sábado 28 de septiembre a su consejo ciudadano, el máximo órgano de dirección del partido, para preparar la estrategia de la formación de cara a los comicios.

El líder de la formación buscará hacer un análisis político y preparar al partido de cara a la nueva cita electoral, en la que la coalición Unidas Podemos se reivindicará como la "verdadera izquierda" frente al PSOE, que ese mismo día celebrará también Comité Federal.

Preparación de los comicios en la que también está el PP. Pablo Casado ha relajado su discurso de los comicios de abril y ha apelado a un voto constructivo que sirva para un "proyecto integrador y verdadero" y que, por tanto, no vaya "contra nadie" ni sea el del "miedo" o el de la "ira".

Un acto en el Congreso con diputados y senadores del PP ha escenificado el comienzo de la trayectoria electoral de los populares, que han pedido nuevamente la unión de los partidos de centroderecha para no dar "un salvavidas" a Pedro Sánchez en los comicios.

El PSOE no teme a la abstención y el PP pide un centro-derecha unido

Casado ha defendido la propuesta de integración de España Suma, una coalición que, según cálculos de la dirección del PP, podría alcanzar la mayoría absoluta en las próximas elecciones.

Por eso, ha instado a sus compañeros de partido a que insistan a su electorado en que la fragmentación del voto de PP, Cs y Vox solo beneficia a Pedro Sánchez.

Ciudadanos, con quien se disputa el PP parte de su electorado, también ha entrado de lleno en la campaña electoral pidiendo el voto para el partido naranja.

En una reunión con parlamentarios, Albert Rivera ha emplazado a los españoles "a conjurarse contra la jugada de Sánchez", a quien ha acusado de "jugar con España a los dados".

"Vamos a esta campaña con todas las dudas resueltas: Sánchez es el problema y Cs tiene que ser parte de la solución de este país", ha insistido Rivera, comprometiéndose de nuevo a llamar al PP para formar gobierno si suman un escaño más de los necesarios.

El tercer elemento de la ecuación del centro y la derecha es Vox, que, pese a las encuestas, afronta las nuevas elecciones como una oportunidad para seguir creciendo y mejorar el resultado.

Para Iván Espinosa de los Monteros, Vox es el partido de todos aquellos que quieren mostrar "su rechazo, hastío y cansancio" con los partidos que no han podido sumar una mayoría de Gobierno.