La lucha contra el coronavirus

El príncipe belga viajo a Córdoba con coronavirus

30/05/2020

Joaquín de Bélgica, cuyo título nobiliario es archiduque de Austria-Este, es el príncipe europeo que se encuentra tras el positivo por COVID-19 que ha saltado a los medios a raíz de una fiesta familiar que ha obligado a confinar a 27 personas asistentes. La identidad del aristócrata, que forma parte de la línea sucesoria de la corona belga, ha sido confirmada por la casa real.

El joven, según recoge ABC, tiene fuertes lazos con Córdoba desde hace varios años, cuando se hizo pública su relación sentimental con Victoria Ortiz, una joven cordobesa de una conocida familia de empresarios de la agroindustria. Es graduada en Derecho y diseñadora. Se trata de una relación consolidada que ha sido noticia en la prensa del corazón. Joaquín de Bélgica ocupa el noveno puesto de sucesión al trono y es hijo de Lorenzo de Austria-Este y Astrid de Bélgica, hermana del actual monarca, el Rey Felipe.

Fue la Junta de Andalucía la que denunció al mando único del Gobierno estos hechos -además de confinarlos por cuarentena- por si las personas involucradas hubieran incumplido las órdenes del estado de alarma.

Según la denuncia, a la que ha tuvo acceso este periódico, el aristócrata procedente de Bélgica llegó a Madrid en avión el pasado 24 de mayo, viajando el mismo día en AVE hasta Córdoba. Dos días después, el 26 de mayo, celebró una reunión en una casa con amigos y familiares a la que acudió 27 personas, cinco de ellas residentes en Sevilla. Al parecer, el aristócrata notó síntomas de Covid-19 al día siguiente y el día 28 se le realizó el test PCR por los servicios sanitarios de Córdoba, confirmando este viernes el positivo de la enfermedad vírica, que se comunicó al Ministerio de Sanidad.

Los servicios sanitarios de la Junta de Andalucía pusieron en marcha el protocolo para localizar a las personas con las que había estado en contacto y los puso en cuarentena confinados.

La Junta denunció los hechos a la Subdelegación del Gobierno en Córdoba en previsión de que hayan podido cometer irregularidades.

El Ministerio de Sanidad aprobó una orden hace dos semanas por la que se exigía a los viajeros procedentes del extranjero una cuarentena de 14 días al llegar a España. Tanto Córdoba como Sevilla ya se encontraban en la fase 2 de la desescalada cuando tuvo lugar la fiesta familiar de Córdoba, si bien el número de personas no pueden superar las quince. Tampoco está permitido en la fase mencionada los viajes entre provincias salvo por razones de trabajo o fuerza mayor.